Relaciones de Pareja en el Trabajo.

¡Bienvenidos a una nueva semana en Héroes de la Seducción! El tema de hoy es una de las grandes preguntas acerca de las relaciones de pareja. Es una pregunta que se ha metido en las políticas empresariales, en las dinámicas sociales entre profesionales de la misma área e incluso ha generado una gran cantidad de publicaciones al respecto: libros, documentales, investigaciones en universidades y artículos de revista.

El tema de las relaciones de pareja en el trabajo, es uno de los grandes temas en lo relacionado con la seducción y ha generado una gran cantidad de conversaciones informales que siempre generan opiniones muy diversas y puntos de vista totalmente opuestos. En esas conversaciones siempre se escuchan una gran cantidad de ventajas y desventajas de estar en una relación de pareja con un compañero de trabajo.

Curiosamente, la literatura sobre el tema se apoya en varias investigaciones que demuestran que las relaciones de pareja dentro del sitio de trabajo no son adecuadas. No obstante, otras dicen que son adecuadas. Evidentemente las opiniones son divididas. Obviamente, yo también tendré mi opinión y es la que estás a punto de leer.

¿Por qué se dan las relaciones de pareja en el trabajo?

Sentimientos de semejanza: En la mayoría de los ambientes de trabajo, los compañeros de trabajo comparten varias cosas que los hacen sentir como si fueran de la misma especie: los psicólogos que trabajan con psicólogas se sienten de la misma especie que ellas; los médicos y las enfermeras; la señora de los tintos con el señor de mantenimiento… la lista puede continuar. Las semejanzas se encuentran en varios niveles: en el estrato, en la profesión, en la actividad realizada, en el salario, entre otras cosas. En resumidas cuentas, las personas de la oficina son para cualquier individuo, en su mapa geográfico psicológico “la gente de la oficina”. En nuestra mente tenemos una especie de mapa, en el que dividimos la gente de la casa de la gente de la oficina o de la gente de la universidad. Sentimientos de semejanza generan atracción.

Semejanza de emociones: Aunque pareciera ser lo mismo que acabo de explicar, la semejanza de sentimientos entre compañeros de trabajo se encuentra en la actividad específica que se realiza. Cada ambiente de trabajo tiene ambientes específicos: unos son estresantes, otros son agradables, otros son peligrosos y todos los integrantes de ese ambiente de trabajo compartirán emociones similares, dichas emociones generan un ambiente psicológico compartido y el único resultado posible de ello es EMPATÍA. Así, cada compañero de trabajo dirá que el otro lo entiende y es capaz de ponerse en sus zapatos. A mayor empatía, mayor comunicación emocional, y así, mayor atracción.

Tiempo compartido: Entre 8 y más horas diarias de trabajo se comparten con los compañeros de trabajo. Uno de las características principales para que se genere atracción entre las personas es que se comparta mucho tiempo, de ahí que existan parejas conformadas en el barrio, en la universidad, en el colegio y, claro, en el trabajo. Compartir mucho tiempo con una persona, genera una historia compartida. Eso genera atracción.

Admiración: Como habrás leído en todos y cada uno de los autores y autoras que nos hemos dedicado a pensar la seducción y las relaciones de pareja, la base principal para generar atracción es la seguridad en uno mismo. No hay mejor sitio para actuar seguro de uno mismo, de manera natural, que en el trabajo. En tu sitio de trabajo tienes conocimiento todo el tiempo de qué hay que hacer, qué no hacer, cómo hacerlo, contrario a lo que generalmente en las situaciones cotidianas sucede, en donde pocas veces, al tratarnos con las personas, sabemos con tanta seguridad cómo comportarnos. Se generan entonces sentimientos de admiración entre los compañeros de trabajo que, inconscientemente generan atracción.

Ventajas de la relación de pareja en el trabajo.

Motivación. El trabajador que tiene pareja en su oficina, siente motivación para acercarse al trabajo, desplazarse, desaparece la dificultad para madrugar, todo su sistema nervioso central, al encontrarse en un ambiente emocional agradable, está activado y por lo tanto la eficacia y eficiencia aparecen. Las personas estables emocionalmente tienen mejor desempeño cognitivo. Esta sensación de estabilidad emocional es mayor si se tiene a la persona cerca. Cabe aclarar, que si la persona está en el mismo puesto de trabajo, puede interferir en el desempeño laboral por distracción.

Tiempo de relación. La permanencia y la cercanía en el trabajo durante varias horas es, además de una razón, una ventaja. Ya que las parejas tienden a buscar permanecer más tiempo juntos. Si tienes como pareja a un compañero de trabajo, compartirás más tiempo con esa persona.

Autoestima. Toda relación de pareja es una razón para reforzar autoestima de las personas. Cuando es en el trabajo, todos los autoconceptos se refuerzan y la sensación para consigo mismo es buena y agradable, con refuerzo permanente.

Desventajas de la relación de pareja en el trabajo.

Chismes y comentarios de corredor. Si quieres que algo se sepa en tu oficina a nivel global. Tan sólo cuéntaselo a alguien o háblalo en voz alta. Y si quieres que sea muy rápido agrega la frase: “pero no se lo vayas a contar a nadie…”, aso aumentará le eficacia en el esparcimiento de la comunicación. Esta dinámica tan particular, hace que la relación de pareja dentro del ambiente de trabajo tenga que ser llevada en secreto y con la mayor discreción posible. Malas noticias: tus compañeros de trabajo siempre se darán cuenta de que algo pasa entre los dos implicados. Esta necesidad de que las cosas se mantengan en secreto, hace que, en algunas ocasiones, se genere estrés en la relación: mal genio, prevención en los ambientes fuera del trabajo para que sea discreto, etc. Esto se presenta si en la empresa en la que se labora tiene el impedimento, por reglamento, de que se presenten relaciones de pareja entre compañeros. Ahora bien, cuando la empresa permite que se den relaciones de pareja entre colegas, esta dinámica interfiere en la relación gracias a los comentarios y las opiniones de los compañeros de trabajo; todo el mundo se sentirá con derecho a opinar. Y eso generará dificultad para manejar muchas cosas al interior de la relación.

Interferencia emocional en el trabajo. Toda relación de pareja tiene sus altibajos emocionales: discusiones y rupturas. Cuando se presentan, el efecto contrario a la ventaja de la eficiencia se presenta: una persona triste o frustrada generalmente tiene un rendimiento menos adecuado. Probablemente dirás que eso pasará así la relación de pareja no sea con una persona del trabajo. Eso es cierto, pero en este caso, como en su manera contraria, cuando la fuente de la emoción está cerca, el sentimiento de tristeza se acentúa (a eso súmale los comentarios comedidos y desinteresados de tus compañeros de trabajo).

Ausencia de un espacio individual.
Aunque no es un imposible, sí es más difícil que cada uno de los integrantes tenga espacio y tiempo para el desarrollo de sus actividades personales (conversaciones, almuerzos, pensamientos, etc.) al estar en una relación de pareja con una persona que trabaja en el mismo sitio. Es más difícil que se hagan actividades extracurriculares después de la jornada del trabajo, entre otras cosas.

Recomendaciones para tener relaciones en el ambiente de trabajo.

Básicamente, toda relación de pareja está hecha de acuerdos. Estos ayudan a que los obstáculos y los inconvenientes sean llevados de acuerdo a esas negociaciones que se han hecho previamente. Es entonces necesario encontrar un camino exacto para poder llevar la relación al interior del ambiente de trabajo.

Discreción es el camino. Esto quiere decir no convertir la relación de pareja en un tema de los corredores de la oficina. No necesariamente significa que las demás personas no pueden enterarse de la relación, no se trata de esconderlo, sino de no ventilar las cosas que pasan en la relación con los compañeros de trabajo. Por ejemplo, si se presenta una discusión o un problema, es recomendable no escoger a los compañeros de trabajo para desahogarse.

En general, toda relación, dentro o fuera del trabajo, necesita de madurez, mucha comunicación y capacidad para negociar creencias, formas de sentir y muchas otras cosas más.