Nuestros personajes interiores.

Como parte del ejercicio de #RetoTerapia que estamos haciendo en las redes sociales. Más exactamente en Facebook y WhatsApp, el día lunes compartí este video en el que invitamos al reto de preguntarnos: ¿Cómo sería mi existencia si hubiese nacido en el género contrario?. El video a continuación:  

¡Lunes de #RetoTerapia! ¿Cómo serías si fueses una persona del genero opuesto? ¡Míralo, Resuena y Comparte!

Publicado por Dr. Phyloel en lunes, 21 de mayo de 2018

Luego de ello recibí infinidad de retroalimentaciones muy interesantes, lo cual nos permitió navegar a través de las diferentes creencias que tenemos asociadas a los roles de género, a lo que pensamos y cómo nos sentimos frente a la forma en que hombres y mujeres nos relacionamos, seducimos o actuamos en nuestra vida. La riqueza del ejercicio fue increíble y, hoy me permito vivirlo con ustedes y les comparto a mi mujer interior:

Yo soy Sofía. tengo 42 años. Soy diseñadora de interiores y de modas. Tengo el pelo crespo y largo, soy gordita con unas curvas que amo con locura y creo que son atractivas. Me visto con muchos colores vivos. Me encanta bailar, sobre todo ritmos caribeños y pacíficos y tengo ojos seductores, me gusta seducir con la mirada. Me gustan los planes de compras, de lujo y clase; y también me gustan los planes guerreros de aventura, sencillos y de naturaleza. Me encanta de ser mujer que puedo hacer muchas cosas al tiempo, puedo cargar vida en mi vientre, puedo usar maquillaje y experimentar con muchos atuendos, hacerme muchos peinados y jugar con mi apariencia y tener muchos accesorios, puedo vivir mis emociones tranquilamente y puedo ser tierna sin la necesidad de esconderme. Lo que no me gusta de ser mujer es que hay que hacer muchos esfuerzos para sentirme validada en esta cultura tan machista. Me da rabia tener que lidiar con el mandato de adaptarme a los estándares de belleza que impone el mercado… igual, no me importa y uso bikini y lencería sexy, con mis gorditos y mi celulitis. 

Muchos ejercicios como este fueron compartidos por varias personas y encontraron interesantes ideas sobre sus relaciones, sobre las formas en las que se están relacionando y sobre aquellos elementos de la cultura que creen que son exclusivos de un género u otro. En realidad es un ejercicio altamente potente. 

Ahora bien, así como podemos indagar por nuestra mujer u hombre interior, también podemos indagar por infinidad de personajes que habitan en nuestra vida. Por eso hoy compartí en las redes sociales esta afirmación.

¿Qué personajes existen en mi interior? Bien, imagino que estás pensando que te estoy proponiendo un ejercicio algo psicótico o loco. Por eso, si estás pensando eso o crees que vas a fragmentar tu personalidad, te invito a que lo mires de este modo: todos aquellos personajes, no son más que proyecciones de lo que hay en tu interior, todos esos personajes, eres tú. Es por ello que no te estás fragmentando, simplemente te estás viendo a ti mismo desde una perspectiva de tu existencia de las tantas que hay. Y al externalizar el personaje, te ves, te reconoces y probablemente descubras algunas cosas que habitaban en tus puntos ciegos. Por ejemplo, cuando yo visité mi juez interior y conversé con él, me di cuenta de que era más enjuiciador de lo que era consciente y que habían ciertos tipos de personas cerca de las cuales me sentía irritado. Descubrí con mi mujer interiorque soy más creativo y sensible de lo que me permitía (claro, también me di cuenta que no me permitía vivir mis emociones). Incluso, hasta visitando a mi padre interior, no té que tenía un mandato de ser amable y servicial a como diera lugar, en ocasiones olvidándome de mis necesidades y negociando en mi contra.

¿Cómo hablar con mis personajes interiores? 

En la psicoterapia gestáltica que es el enfoque con el que más trabajo en mis intervenciones, hay una técnica muy reconocida que se llama LA SILLA VACÍA. Esta técnica consiste en que tienes a este personaje en frente y a través del acompañamiento de tu terapeuta, puedes tener una conversación con este ser, e incluso actuar cómo este ser y descubrir emociones, preguntas, asuntos pendientes o simplemente encontrar nuevas formas de moverte en tu existir.

Como lo recomendado es que la silla vacía la vivas con el acompañamiento de alguien que tenga entrenamiento en la técnica, propongo una variación sencilla que podría traerte más opciones: la externalización narrativa. Es una técnica de la terapia narrativa, un enfoque socioconstruccionista que sostiene que dependiendo de las particularidades de tu narrativa vital, es decir, de la forma en que cuentas tu historia, entonces se va presentando tu comportamiento y las diferentes formas que eliges para afrontar la existencia. Así que, esta externalización narrativa no es más que construir ese personaje interior y describirlo con el máximo detalle posible. En ese solo ejercicio de construcción y descripción, hay una gran cantidad de información. Luego de ello, lo que puedes hacer es actuar cómo ese personaje, permitirte un pequeño espacio teatral, fijándote muy bien lo que sientes en tu cuerpo y las emociones que experimentas mientras eres ese personaje. Pregúntate qué haría ese personaje en esas situaciones de tu vida que hoy son muy importantes, que puedan estar robándote energía emocional o mental.

¡Anímate, hazlo y comparte lo que vas encontrando!

¿Con qué personajes interiores puedo conversar? 

Bien, hay muchos personajes interiores a tu disposición. Los que yo he trabajado han sido:

  • El padre
  • El niño
  • La madre
  • El juez
  • El héroe
  • El villano
  • Un personaje creado con todo aquello que no te gusta de los demás.
  • Otro creado con mis aspectos rechazados
  • Un personaje construido pensando en alguna enfermedad.

Todos ellos tienen mucha información para ti. Si necesitas asesoría o acompañamiento para hablar con ellos. Contáctame y lo coordinamos.

Gracias por leer todo el artículo, resonar con el ejercicio.

Lee, Resuena y Comparte.