Dr. Phyloel’s Flashbacks. Reiniciando Sesión. La Disciplina del Cambio.

Este post fue escrito el 4 de Noviembre de 2004. Es uno de mis posts preferidos, el cual constantemente recomiendo leer a todos mis clientes y pacientes. Es básicamente un ejercicio de visualización basado en la rutina, es decir, tiene que ser aplicado todas las noches. Alguno de mis clientes me decía sobre este artículo: «Cada vez que uno apaga un Mac y lo prende, el sistema operativo automáticamente se «resetea» y se reorganiza, así que elimina todo lo que altere su configuración». La comparación que hace mi cliente frente a este artículo es bastante interesante y puede ayudar a comprender bien la aplicación del ejercicio. La clave de este ejercicio es la repetición constante, nuestro inconsciente no se pregunta sobre lo que es cierto o falso, simplemente graba aquello que se presenta con alta frecuencia o con alta intensidad. Siendo así, enfócate en la frecuencia que la intensidad la ganarás con la práctica.

Hola queridos Héroes y Heroínas. Es un placer de nuevo escribir para ustedes. Hoy traigo un post que tiene como objetivo contestar a preguntas que he escuchado y leido constantemente en mi consulta y en mi correo electrónico. Dichas preguntas se refieren a esas insatisfacciones que tenemos en nuestras vidas que aparecen constantemente y que nos gustaría que dejaran de hacerlo.

El problema de las insatisfacciones no está en el afuera, está en el adentro, la insatisfacción es una actitud y, la mayoría de las veces, tiene que ver con las decisiones que hemos tomado anteriormente. Repasemos algunas insatisfacciones frecuentes:

“Lo que pasa es que no estoy a gusto con mi cuerpo”

“Sucede que mi relación de pareja es complicada”

“Siento que el tiempo no me alcanza para nada”

“Siento que no gano lo suficiente”

Podríamos hacer una lista muchísimo más grande, pero como saben, este blog está enfocado en lo positivo, así que les diré cuál es la mejor opción para hacer que tus insatisfacciones se conviertan en programas para avanzar.

Volvemos a recurrir a la maravillosa visualización con un ejercicio metafórico que te ayudará a modificar tu actitud frente a esas cosas que quieres cambiar. Así es, la palabra clave frente a las insatisfacciones es CAMBIO: cambio de actitud y cambio de objetivos. La mejor forma de lograr el cambio con este ejercicio es que lo leas primero, tengas una idea clara de él y luego lo apliques.

Paso a paso:

Paso 1: elabora la lista de tus insatisfacciones.

Paso 2: imagina que tu mente es un computador y ubica en el monitor tus insatisfacciones. Pueden ser carpetas mal organizadas o virus que no te permiten manejar tus aplicaciones… tú lo decidirás. Yo prefiero pensar en programas que, por llevar mucho tiempo prendido el computador, están algo sobre cargados y están funcionando mal. Por ejemplo, el programa salud esta algo sobrecargado y está obteniendo un exceso de azúcar y la aplicación del ejercicio está más lenta.

Paso 3: anota en una hoja de papel cómo sería el mejor funcionamiento de cada uno de esos programas. Por ejemplo, de ahora en adelante, el programa de la salud está configurado con 15 minutos diarios de ejercicio y una ingesta más mesurada de azúcar y grasas. Puedes diseñar un programa para cada uno de los Campos de Acción.

Paso 4: dale la orden a tu computador de “REINICIAR SESIÓN”. Así, todos los programas empezarán a funcionar como tú quieres que funcionen. Este paso, lo harás antes de dormirte. En el momento en que hagas este ejercicio lo siguiente que harás será acostarte a dormir.
Resumamos: listas tus insatisfacciones, las cuales son producto de un programa que está funcionando mal; luego lo que tienes que hacer es sentarte en tu computador imaginario (que, sobra decir, es la metáfora de tu mente) e identificar cómo es que los programas están funcionando y decidir como quieres reprogramarlos. A la noche, antes de dormirte simplemente dices: “REINICIANDO SESIÓN”. En la mañana siguiente lo que sentirás es que tus programas están funcionando mejor.

Puedes iniciar tu sistema cuantas veces sea necesario. Tú eres el programador de tu sistema y usas los recursos como tú quieras, así que, todo el tiempo puedes reprogramarte hasta que encuentras esas secuencias que hacen que tus aplicaciones funcionen mejor. Es cuestión de ensayo y error.

Ten en cuenta que tus insatisfacciones dependen mucho de tus hábitos, los hábitos son tus programas, las secuencias que tu sistema está acostumbrado a hacer.No olvides que de tus programas dependen tus resultados.

3 pensamientos en “Dr. Phyloel’s Flashbacks. Reiniciando Sesión. La Disciplina del Cambio.

  1. Pesimo que no escriba nada nuevo y se dedique solo a fusilar sus viejos refritos.

  2. Querido Anónimo:

    Todas las apreciaciones son bienvenidas acá. Noto con agrado que eres lector (si, se nota que eres un hombre) de los dos blogs, lo que me parece excelente. Sin embargo, creo que te perdiste la parte que contextualiza los FlashBacks como parte de la fusión entre los dos blogs, lo cual ha sido bien recibido por aquellos que sólo seguían este.

    Gracias por tu valiosísima apreciación.

    PD: Lástima el anonimato, todas las críticas son bien recibidas, pero creo que hay que responsabilizarse por lo que uno dice.

    Y recuerda, si estás comprometido con tu crecimiento personal, cuentas conmigo.

  3. ¡Hola Dr. Phyloel!

    Aún recuerdo ese artículo del reinicio y la reprogramación.

    Era la época en que ya venía leyendo tus escritos: el héroe, el villano, las habilidades sociales refinadas. ¡Cuánto entusiasmo tenía! Y con esas creencias revascularizantes me reanimé, tomé otras actitudes, otras fuerzas. Y con esas actitudes de proyectos, de fortalecimiento de creencias positivas, iba a bailar. Y después hacía mis reportes de campo, y programaba, más o menos, que podía hacer en el próximo baile.

    ¡Qué espaldarazo que es que alguien te da garra, convicciones, que te recuerde cosas que estaban como en el olvido!

    Y de un día para el otro comenzaron a aparecer los chicos de la seducción. Empecé a leer a Naxos, a Vin di Carlo, a Domenec Fuste (en cuyo foro fui participando), a Cefiro, a Mario Luna, a Marco Di calderón…

    Y un día encuentro que aquí en la Argentina están los muchachos de Seducción Secreta, en Córdoba, y los chicos de Levantart, en Capital Federal.

    Y fueron pasando los años y me fui dedicando al estudio, práctica, aprendizaje y transferencia a los demás de los conocimientos de la seducción. ¡Y aquí me tienes!

    Saludos, Marcelo Ale.
    La Plata. Argentina.

Los comentarios están cerrados.