El poder del lenguaje. Dime Cómo Hablas y te Diré si Eres Héroe o Villano

Hola queridos Héroes y Villanos. Si, hoy también le escribo a los villanos, porque muchas veces, tenemos conductas que se encuentran dentro del ámbito de lo cotidiano y que cohartan las habilidades especiales de los otros y, claro, las nuestras también. Lo curioso de estas conductas es que no nos damos cuenta que las emitimos porque pensamos que son normales o inofensivas. Una de estas conductas y creo que es la originaria de que nazcan otras de este estilo es lo que dices. Si, dime cómo hablas y te diré si eres Héroe o Villano.

Es posible que recuerdes un post llamado “el círculo” (si no lo recuerdas o no lo conoces, reléelo) en el que explicaba como el lenguaje es el punto de partida que determina tu futuro. Para resumir, todo lo que dices se convierte en un programa mental que genera ciertas creencias, emociones y conductas que se van acumulando hasta generar un cúmulo de causas y efectos que luego serán tus desenlaces. Sí, TODO LO QUE DICES SE CONVIERTE EN UN PROGRAMA MENTAL QUE GENERA CIERTAS CREENCIAS, EMOCIONES Y CONDUCTAS QUE SE VAN ACUMULANDO HASTA GENERAR UN CÚMULO DE CAUSAS Y EFECTOS QUE LUEGO SERÁN TUS DESENCLACES. Me tomé la molestia de repetirlo con la esperanza de crear un programa mental en ti que luego sea un desenlace positivo.

Pero eso no es todo. Resulta que los hombres tenemos varias vías de formación de creencias y programas mentales que se complementan con lo que nos decimos a nosotros mismos. Uno de ellos es el ambiente que nos rodea, el otro son las creencias que hemos aprendido y uno más importante aún es lo que los demás nos dicen. Y ahí es donde se encuentran los villanos y los héroes. Muchas veces he leído y escuchado que me junte con personas positivas, que digan cosas positivas, que tengan pensamientos positivos, emociones positivas, conductas positivas y presentes o futuros positivos. ¿Por qué? Porque su forma de hablar, siempre será positiva y yo estaré entrando en las dinámicas que ese mundo positivo tiene, al mismo tiempo me programaré de tal forma que a mi cerebro no le quede más opción que darle órdenes positivas a mi cuerpo y así actuar de manera adecuada.

El verdadero asunto del poder del lenguaje está en que muchas veces programamos negativamente a los demás. Es posible que una sola palabra negativa se convierta en el eje de una discusión. He vivido y presenciado discusiones en las que algunas palabras se vuelven PALABRAS BALA para que dicha discusión termine dañando a todos los participantes. Generalmente las discusiones familiares y de pareja son las que tienen las palabras bala. Es frecuente que, en la mitad de la discusión, alguien diga: “es que tu eres muy desconsiderado” y, minutos más tarde, el otro dirá: “claro, pero es como acabaste de decir: tu eres un desconsiderado”. Es posible que lo traiga más de una vez a la conversación. La mayoría de las veces, los juicios de valor que se emiten en las discusiones, funcionan como en la corte: todo lo que digas podrá ser usado en tu contra, pero además son juicios que salen más por la emoción que por el argumento, simplemente son una conducta producto de la emoción sumada a la percepción del momento. TODA EMOCIÓN TIENE UN CONTEXTO.

En el ejemplo anterior, la palabra desconsiderado, es un juicio de valor que nace de la interpretación de alguien sobre una situación específica, se está juzgando una acción desconsiderada más no a la persona que emitió dicha acción. El problema es que la mayoría de las personas la interpretan como un juicio de valor y lo toman personalmente y ese es el momento en que la palabra se convierte en una bala literalmente. La persona que recibe el juicio empezará a repetir constantemente la palabra, tanto así que, de tanto decirlo y oírlo, empieza a programarse como una persona desconsiderada y empieza a emitir conductas desconsideradas solo por seguir en la dinámica que se creó en la discusión. Imagina que tienes una bala en una pierna o un brazo: no podrás dejar de pensar en la bala hasta que el dolor cese o saquen la bala. Es por eso, que la persona puede durar algunos días diciendo: “no dijiste que soy un desconsiderado, entonces pídele ese favor a otro…” eso se llama una programación negativa (aunque efectiva). Si tienes hijos, fíjate en cómo programas a tus hijos a través de los juicios de valor.

Es importante que entiendas que los juicios de valor positivos programas positivamente a las personas, se repite la misma dinámica que en el ejemplo pero con una carga positiva, son PALABRAS DE HÉROE: intenta decirle a tu pareja: “Eres muy tierna” y verás cómo al instante sonríe tiernamente y pone carita consentida. Si sigues programando de esa forma, con el tiempo empezarás a recibir más demostraciones de ternura por parte de tu pareja.

La clave para asegurarte de hablar como un Héroe y de adquirir los programas adecuados es escuchar muy bien lo que dices y lo que te dicen. Tú tienes el poder de medir tus palabras y tienes el poder de filtrar las cosas del afuera. Es la forma en que tienes que alejar a los VI (Villanos Internos) y a los (Villanos Externos) e identificar a los HE (Héroes Externos) y a tu HI (Héroe o heroína Interior). Tú decides qué te dices y qué programas acoges.

________

Este Martes 13 de noviembre de 2007 a las 8 a.m. Estaré en El Mañanero de La Mega 90.9 fm. Espero que mis lectores se conviertan en mis radioescuchas. Para aquellos que están en otros países, simplemente ingresen a http://www.lamega.com.co/ y hagan click en la opción de “Señal en Vivo”

Villanos Exteriores (VE)


Bienvenidos de vuelta queridos Héroes. Hoy traigo el post que completa el ciclo de los Villanos y los Héroes. Un pequeño repaso no caería mal:

VI: Esa parte de nosotros que nos pone en contra de nosotros. ¡¿Qué? ¿Existe tal cosa?! ¡Sí, tal cosa existe y es más frecuente de lo que imaginas! El villano interior es el que no te dejó leer el post anterior completo, o el que te dijo “para qué hago esa llamada que prometí… quizá ni se acuerdan que la prometí”. El villano interior es el autor de las disculpas que te pones para no hacer las cosas que quieres o que te convienen. Ejemplos hay varios y, si quieres ver más, escucha las disculpas (a veces absurdas) que da la gente a diario. Te propongo un experimento: Hoy (o mañana si ya es muy tarde) prende tu radar de detección de disculpas y podrás encontrar una gran cantidad de razones poco convincentes que se dice la gente a sí misma para no hacer las cosas. Una pista: una frase de VI siempre irá acompañada de una queja sobre algo que genera insatisfacción en su vida, detectarás inmediatamente el absurdo de la queja seguida automáticamente de la excusa. ¡Cuéntanos cómo sale ese ejercicio!

HE: Estos grandes personajes son aquellos que estarán ahí o estuvieron ahí para trascender en nuestras vidas. Gente que dejó o está dejando huella. Estos personajes son los que recordamos diciendo “ahora recuerdo cuando mi amigo me decía sobre los villanos interiores” y frases similares. Haz el mismo ejercicio y colecciona todas esas frases que te ayuden a crecer, aquellas cosas positivas que te servirán para la vida: COLECCIONA FRASES HEROÍCAS.

HI: Este personaje es el que hace que estés leyendo a Dr. Phyloel. ¡Los Héroes se buscan entre sí! Es el personaje que te pone retos interesantes, como vencer el absurdo, vencer el ridículo de practicar una sonrisa frente al espejo, vencer a tu VI y a tus VE. El HI es el camino seguro hacia eso que siempre tu VI te dijo que no era posible. ¡Adivina qué! NADA ES IMPOSIBLE. (¡Esa es una verdadera frase de Héroe Interior!).

Pasemos ahora a lo que realmente nos ocupa el día de hoy: LOS VILLANOS EXTERIORES (VE). Estos personajes son aquellos que roban sueños, que te obsequian opiniones poco favorables que le dan rienda suelta a tus excusas. Lo más terrible de los VE es que la siempre son personas con las que estás frecuentemente en contacto. Muchas veces los VE no son Villanos en todo el sentido de la palabra, pero son gente que, por quererte hacer el bien se vuelven en obstáculos para tus sueños. Como dice Jim Rohn, son personas que están SINCERAMENTE EQUIVOCADAS.

¿Cómo detectar a los VE? La mejor técnica para detectar VE es escuchar los refranes de la “sabiduría” popular que tienen como objetivo dejar de actuar. Sospecha siempre de un refrán o un dicho de tus abuelos. Siempre examínalos con detenimiento y elimina de tu repertorio aquellos que te impiden actuar o te incitan a desistir: he aquí algunos ejemplos:

“Es mejor malo conocido que bueno por conocer”
“Eso es que no te convenía”
“A caballo regalado, no se le mira el colmillo”

Entre otras…

¡Estás son de mi país y de países vecinos! Si conoces más, compártelas con nosotros. Cuéntanos cómo esas frases te han servido de excusa para no actuar y quién te la enseño.

¡ADVERTENCIA! Recuerda que no siempre el Villano quiere hacerte daño. Ten cuidado también de las percepciones que tienes de los demás: EL OTRO SE CONVIERTE EN VILLANO EN EL MOMENTO EN QUE TU DECIDES HACERLE CASO. Dicho de otro modo, así como entre héroes nos buscamos, tu VI no sólo es el que te pone las excusas sino el que escucha a los VE ¡Los villanos también se buscan entre sí! Siempre tendrás que luchar frente a los VI y los VE al mismo tiempo.

Dr. Phy. ¡En busca del Héroe Interior!

La Paradoja Emocional. Reconociendo la firma de tus emociones

¡Atención HI y HDLS! ¿Cómo te estás sintiendo hoy? ¿Cómo te sentiste cuando te dejó esa chica que tanto te gusta? ¿Cómo te has sentido desde que supiste que tu novio te dijo algo que no querías oir? ¿Qué pasó en tu pecho cuando te dieron esa noticia que llevabas esperando mucho tiempo?
Te hago estas preguntas porque son fáciles de responder pero no siempre es fácil manejar las reacciones. Seguramente alguna vez gritaste más de la cuenta, o te emocionaste tanto que terminaste ofendiendo a alguien sin darte por enterado. ¡Sí, a veces las emociones se salen de nuestras manos! Claro, eso es porque no dependen de nuestras manos, dependen de nuestra actitud, de nuestra capacidad de reflexión. En alguna ocasión, una mujer en una alejada zona de mi país, me decía “Dr. Lo que pasa es que sufro de mal genio: llego a mi casa y, si he tenido un mal día, me desespero fácilmente con mis padres o con mi hijo cuando empieza a gritar y llorar tratando mal a todos (…) lo que pasa es QUE NO DEPENDE DE MI
Tendemos a creer que las reacciones emocionales que tenemos no dependen de nosotros. Bueno, eso es lo que nos dice el VI que nos está atacando ¡Lo primero que tienes que hacer es tener en cuenta que el manejo de tus emociones SI DEPENDE DE TÍ!. El HE Aristóteles en Ética a Nicómaco escribió esta joya:
Cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar
furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en
el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma
correcta… Eso no es fácil
¿Alguna duda de que Aristóteles es un HE?….

En fin. Siempre te vas a enfrentar a La Paradoja Emocional. Ésta consiste en que así como tus emociones son el punto de partida para las cosas que pasan en tu vida, en tus relaciones, en tus decisiones, también pueden ser tu talón de aquiles, tu punto débil. ¡Las emociones pueden ser también tu perdición CUIDADO!
Una de las cualidades de un HDLS es un manejo adecuado de las emociones; y esto no es más que la parte difícil del maravilloso aparte que aristóteles escribió. Es fácil expresar emociones, pero no es fácil manejarlas: las emociones son como una jauría de perros que, bien entrenados, pueden halar tu trineo hacia la consecusión de tus sueños y el éxito definitivo en cda uno de tus Campos de Acción, pero mal manejados serán la causa de que tu trineo se rompa. Un HDLS sabe manejar sus emociones adecuadamente, sabe reconocer las emociones en sí mismo, sabe reconocer las emociones en las demás, sabe cuando es más necesario hacer uso de la razón que hacer uso de la emoción.
Campo de entrenamiento:
Reconocer la emoción en uno mismo: Todos responderán fácilmente cómo nos comportamos cuando estamos felices, como nos comportamos cuando estamos asustados. Pero la mayoría de las veces, nuestras emociones se exaltan más de la cuenta y no las sabemos reconocer. Te enseñaré los pasos para reconocer la emoción en uno mismo y manejarla
1. Situación desencadenante: Toda emoción proviene de una situación desencadenante: un evento exterior, una palabra que alguien dice, una imagen… Todas estas cosas generan un pensamiento en tu mente y ese pensamiento lleva a una emoción. ¡No es fácil controlar los pensamientos! Estos son automáticos. Lo que sí puedes controlar es la emocion que se desencadena. Asi que, para manejar las emociones primero tienes que identificar los eventos desencadenantes. Responde las siguientes preguntas en un pedazo de papel: ¿Qué cosas me hacen feliz? ¿Qué cosas me ponen triste? ¿Qué cosas me asustan? ¿Qué cosas me desencadenan la ira? Alegría, Tristeza, Miedo e Ira. ¡Los cuatro VI o los cuatro HI Tu decides!
2. ¡El cuerpo hablando! ¡Siempre, siempre! la emoción está acompañada de una reacción fisiológica. Por ejemplo, cuando estamos alegres y cómodos, nuestras pupilas están más dilatadas, nuestra circulación mejora y nuestra respiración es más fluida. Todo lo que pasa en tus emociones ¡Se nota en el cuerpo! Una vez has reconocido los eventos desencadenantes, reconoce lo que tu cuerpo hace cuando estás cabalgando alguno de los VI o HI. ¿Qué pasa con tu cuerpo cuando sientes Alegría, Tristeza, Miedo o Ira? A pesar de que todas las reacciones son institntivas y en general todos los humanos reaccionamos fisiológicamente de la misma forma cuando estamos experimentando estas emociones, siempre hay particularidades: algunos pierden el cabello poco a poco cuando están furiosos, otros se sonrojan más que otros cuando están alegres o emocionados, etc. Identifica la firma de las emociones en tu cuerpo
3. Experimentando y le emoción, elminando la paradoja: El resultado de esto será que puedes lograr que tus emociones pasen por tus lóbulos prefrontales (que están encargado de la toma de decisiones y de la conciencia moral, entre otras cosas), es decir, puedes darle curso a tus emociones: ¡Las has controlado! ¡Has eliminado la paradoja! Te lo explicaré más despacio: En el momento en que sabes qué elementos de tu vida desencadenan una que otra emoción, eres capaz de, evitar eventos desencadenantes y predecir cómo se va a sentir tu cuerpo; así, cuando algo similar suceda. o algo que nunca antes hayas vivido hace que tu cuerpo reaccione con la firma de tus emociones, sarbás qué estás sintiendo y tu pensamiento prenderá una especie de alarma que te ayudará a tomar mejores decisiones sobre tus acciones en ese momento.

Evento desencadenante (ED) —> Pensamiento —>Emoción —> Reacción….

Normalmente siempre llegamos hasta ahí, pero nos perdemos y las emociones nos pueden controlar. El HI y el HDLS harán lo siguiente:
ED -> Pensamiento -> Emoción -> Firma Emocional -> Reconocimiento -> Control
¡Wow! ¡Qué post tan largo! Pero… NO ES SUFICIENTE. Espera en la próxima entrega el reconocimeinto de las emociones en el otro y su manejo. ¡Sí, aprenderás a entender y controlar las emociones del otro!
Dr. Phyloel
¡En busca del Héroe Interior!

A la caza del Villano Interior (VI).

¡Hola Queridos Héroes! Hoy traigo un post que, seguramente, se convertirá en uno de mis preferidos. LA CACERÍA DEL VILLANO INTERIOR.

Un fragmento de la canción del grupo español Mägo de Oz, llamada El Atrapasueños. Ilustra perfectamente lo que haré por ti hoy en este post:

Yo te mostraré
que todo en esta vida
lo puedes tener
si en ti logras creer
y te enseñaré a vencer a tu enemigo
que no son los demás
eres tú, ¡¡eres tú!!

“Lo que pasa es que mis padres no me apoyan y por eso no puedo ser más amigable con los demás”
“Gracias a que hoy llovió todo el día no pude hacer esa diligencia tan urgente que tenía que hacer hoy”
“Es que las mujeres creen que yo soy feo, insignificante y, como no tengo dinero, entonces nunca podré lograr que ellas se fijen en mí”

¡Estoy T O T A L M E N T E S E G U R O! que alguna vez te has dicho una frase de ese estilo o, al menos, se la has oído a las personas de las que te rodeas todos los días. ¡Esas son las frases que provienen de los Villanos Interiores! Esa parte de nosotros que no nos deja avanzar en nuestro Proyecto de Vida, esa parte de nosotros que no nos deja hallar nuestro Héroe Interior (HI).

Ahora bien, tu tarea empieza desde este instante: ¡Identifica tu VI! ¡Atrápalo y no dejes que se interponga en tus sueños! ¡No dejes que se meta con tu proyecto de vida!

¿Dr. Phyloel, cómo identifico mi VI? ¿Cómo lo atrapo? ¿Y cómo me deshago de él? Bien estos son los pasos que seguirás:

Proceso de identificación del VI: La técnica más precisa para identificar nuestro VI es escuchar primero a los demás, fíjate en las excusas que se ponen para hacer las cosas sencillas del día a día; luego anótalas y pregúntate cuáles de ellas utilizas en tu vida diaria. Descubrirás algo fascinante: ¡Casi todos usamos las mismas frases que provienen de nuestro VI! Por eso es que estoy totalmente seguro de que tú te has dicho frases como esas. En el momento en que identificas el VI de los demás, empiezas a darte cuenta de las frases de tu VI.

Atrapando al VI: Una vez tengas identificado a tu VI, empieza por atraparlo, encerrarlo en una cárcel de cristal. Empieza a evitar las frases, empieza a desaparecer las excusas. ACTITUD DE CERO EXCUSAS. Es una actitud que aprendí como un trabajador independiente en ventas: ¡No te pongas obstáculos a ti mismo! ¡Si llueve, saca un paraguas! ¡Si hace frío abrígate! ¡Si te cierran una puerta, golpea en la siguiente! ¡Si alguien importante para ti no te apoya, no desfallezcas, puede que no te apoye porque su VI habla muy fuerte! Y, por último, Omar Villalobos, gran motivador mexicano me enseñó en un evento: NO TE HAGAS DAÑO. Cada excusa, cada frase del VI es un ataque directo hacia tu HI.

Neutralizando tu VI: Ésta es una técnica que le enseño a los Héroes de la Seducción y que, además funciona muy bien para neutralizar el VI. Es la técnica de los tres segundos. En el caso de los Héroes de la Seducción (HDLS) esta técnica se hace antes de hacer una aproximación hacia la persona a la que le quieres hablar en frío: tienes tres segundos para acercarte a él o a ella, de lo contrario, la demora te dará mucho tiempo para que tu VI interior actúe y empiece a formular excusas: “Y si me rechaza” “Hoy no estoy vestido(a) para hacer aproximaciones exitosas”. Por otro lado, la otra persona puede sentirse incómoda de verte ahí en frente, esperando a actuar. ¡Quizá hasta la asustes! Él o ella sólo verán el VI que hay en ti.

En el caso de la vida cotidiana, más allá de las estrategias de los HDLS, tu HI tiene que salir a flote y cada vez que emprendas una acción que vaya en pos del logro de tus sueños, de tu Proyecto de Vida, usa la técnica de los tres segundos: no le des tiempo al VI para que hable, para que meta sus temibles máximas. El HI responde con acción. La acción inmediata es la mejor arma del HI para neutralizar al VI.

¡Qué empiece la neutralización de los VI!

Dr. Phyloel ¡En busca del Héroe Interior!