EL PODER DE LA PERSUACIÓN. Los Diálogos. Lo conocido y lo ya vivido tiende a persuadir con mayor facilidad.

Cuando la vida era algo tormentoso para mi, cuando temía a las interacciones sociales, cuando la timidez era uno de mis grandes enemigos para ponerme en marcha hacia el éxito, pensar en ir a un lugar nuevo o vivir experiencias nuevas, siempre disparaba en mi una creatividad impresionante: Pero para inventar excusas y poder justificar esa ansiedad social disfrazada de pereza.

Esta situación es más frecuente de lo que se piensa en general. Las personas tienden a evitar situaciones nuevas, así que no te sorprendas cuando quieras convencer a alguien de que intente algo nuevo y te responda con excusas, con argumentos como la pereza o la falta de tiempo. Es más probable persuadir a las personas si se les hace sentir que hay familiaridad con lo que estás hablando.

¿Cómo crear esa familiaridad?

Intenta las siguientes frases…

· “Es como cuando tu…”
· “Como tú sabes, es difícil/fácil…”
· “Quizá es la primera vez que piensas en esto y no es tan nuevo, es similar a…”

Otra buena técnica es escuchar muy bien a la persona y fijarte en sus hábitos, gustos o rasgos de personalidad y complementar las frases que te he propuesto mas arriba.

Ejemplo:

Si la persona gusta del fútbol puedes decir: “es como cuando estás en un partido y tienes que probar una nueva alineación…” La idea es llevar la mente de un interlocutor a situaciones familiares y partir de ese estado para pensar en las situaciones nuevas.

Es como cuando lees un blog sobre Crecimiento Personal y empiezas a pensar en nuevas formas de hablar con la gente para poder persuadirlos con mayor facilidad.

Dr. Phyloel. ¡Coaching Lifes!

———-

Esta nueva forma de post se llamaran ahora Diálogos y serán diarios. Estos Diálogos estarán alimentados de mis experiencias en coaching y consulta, así como de mi vida personal. Sigan atentos.

Bogota, Recuerden que las preinscripciones para el evento del 21 de noviembre de 2009 siguen abiertas, quedan pocos cupos. Checa más información en nuestro grupo de facebook o en el correo drphyloel@gmail.com

La Fuerza de las Ventas (II) Presentaciones Exitosas, La Habilidad para Hablar en Público

Hablar en público es una de las habilidades más importantes en el mundo del crecimiento personal y de las ventas. Domina esta habilidad y tendrás una mayor probabilidad de éxito en cualquier cosa que hagas: en tu trabajo, en el estudio, en los proyectos nuevos que inicies, en la consecución de pareja, etc. Antes de aprender cualquier técnica de venta o de persuasión tienes que preocuparte por cómo estás haciendo tus presentaciones (ya sea en público, con grupos pequeños o a otra persona). No importa si trabajas directamente en ventas o no, pero tus presentaciones son el mensaje que envías acerca de ti cómo un producto.

José es un psicólogo que en su época de estudiante sufría de una gran ansiedad en el momento de enfrentarse a grupos de personas para exponer un tema. Siempre sentía una ansiedad generalizada en el momento de enfrentarse a cada exposición. Antes de una hacer una presentación la imaginaba en su cabeza, sentía que iba a ser un éxito total, repasaba en su mente los gestos, las palabras, las inflexiones de voz, las reacciones del público, etc. No obstante, en el momento en que se llegaba la hora de hacer la presentación su voz de aplanaba, los gestos y las palabras que había imaginado desaparecían del repertorio de José: el resultado era desastroso, una presentación sin impacto y poco agradable al gusto de los presentes. Cuando empezó a hacer sus prácticas, tenía la obligación de hacer talleres en las organizaciones, de hacer exposiciones de casos clínicos frente a grupos de psiquiatras, médicos, trabajadores sociales y muchas cosas más. Aunque nunca se negó a hacer una presentación, la imagen que enviaba a las demás personas era la de un psicólogo poco competente en el momento de hacer presentaciones. En su primera entrevista de trabajo, en la que tenía que hacer una prueba en orientación vocacional a algunos candidatos a una universidad, su dificultad para hacer una presentación fluida hizo que los seleccionadores no lo escogiesen y le dijeran: “no tienes las competencias necesarias para hacer las orientaciones necesarias”. Esta dificultad hizo que en repetidas ocasiones José perdiera oportunidades de trabajo, contratos para conferencias, etc.

Por diferentes circunstancias, se vinculó a una compañía multinacional como distribuidor autorizado en un sistema multinivel, lo cual, poco a poco le exigió aprender ciertas habilidades para poder hacer que los productos que ofrecía fueran de interés para sus potenciales clientes. Además, tenía que hacer presentaciones de negocios en los que tenía que invitar a las personas a que hicieran parte del sistema al que pertenecía. Esto hizo que empezara a adquirir una buena cantidad de habilidades para mejorar sus presentaciones. Luego de dos años ejerciendo como vendedor para esta compañía, adquirió las habilidades necesarias para crear presentaciones exitosas, decidió investigar más sobre el asunto, leyó libros, se entrevistó con conferencistas y con personas exitosas de su empresa y pulió sus habilidades como conferencista. Hoy en día José es conferencista sobre cómo hablar en público, también abarca temas de crecimiento personal, ventas y estrategias de seducción. Es conocido en varias partes del mundo de habla hispana como Dr. Phyloel.

¿Qué aprendí?

Primero: APRENDER DE VENTAS ES IMPORTANTE PARA TENER ÉXITO EN CADA COSA QUE HAGAS.

Segundo: APRENDER A HACER PRESENTACIONES EXITOSAS MEJORA LA ACTIVIDAD COMO VENDEDOR.

Haciendo uso de la lógica clásica: SI APRENDER SOBRE DE VENTAS MEJORA EL ÉXITO EN CADA COSA QUE HAGAS Y APRENDER A HACER PRESENTACIONES EXITOSAS MEJORA LA ACTIVIDAD COMO VENDEDOR, LUEGO ENTONCES, APRENDER A HACER PRESENTACIONES EXITOSAS ES IMPORTANTE PARA TENER ÉXITO EN CUALQUIER COSA QUE HAGAS EN LA VIDA.

Seguramente ya habrás leído en muchas partes que el contenido en palabras de las cosas que dices tiene tan sólo un valor del 7% de la comunicación total que se emite. El otro 93% comprende lo que tiene que ver con la entonación y con el lenguaje corporal. Lo mismo pasa con tus presentaciones, aunque el contenido de la exposición que estés haciendo es considerablemente importante, pues es mucho más importante cómo hagas la presentación de tu contenido.

Sin embargo, a pesar de que el contenido tiene un porcentaje menor en el mensaje emitido, tiene mucho valor en la psicología del expositor, ya que si no se domina el contenido de la presentación, será muy difícil dominar lo que viene. Luego de ser experto en el tema que se está presentando te preocuparás por el uso de la voz y el uso del cuerpo. Luego de ellos, tendrás que tener en cuenta a la persona o grupo a quién harás la exposición y examinar otros factores externos. Examinemos todo esto más a fondo, pero empecemos con aquellas creencias que hacen que las personas generen excusas frente a realizar presentaciones en público:

Yo no nací con la habilidad para hablar en público: esta es una de las primeras objeciones que mis clientes y pacientes me hacen en el momento de enfrentarse a situaciones que les demandan hacer presentaciones en público. Bueno, como decíamos más atrás ¡Eso no es más que una excusa! Una creencia autolimitante. Si escogiste esta excusa ¡Prepárate, Porque te la voy a tumbar YA! Ya no podrás usar esta excusa luego de leer lo que voy a escribir. TODA HABILIDAD ES SUCEPTIBLE DE SER APRENDIDA. Sólo es cuestión de entrenarla, el cerebro es una herramienta programable.

Me da miedo lo que las personas piensen de mí: “Siempre hay que dar una buena impresión hacia los demás…” Eso era lo que me decían mis padres cuando era chico. Bueno, en realidad, tienen razón, hay que dejar buenas impresiones. Lo que se les olvidó decirme fue la segunda parte de la frase: “… pero no todo el mundo ve las cosas a tu modo, así que habrán algunos que no gustarán de ti”. Además, si tienes miedo de lo que los demás puedan pensar de ti es porque no tienes claro qué piensa tú de ti mismo. La fórmula para romper esta creencia es tener claro que algunos no puedes esperas que los demás hagan lo que tú quieres y conocerte muy bien (si eres lector de Proyecto Héroes desde sus inicios, no tendrás problema con ello).

Tengo miedo a hacer el ridículo: Hacer el ridículo es la fórmula para llegar al éxito. ¡Así es! Haz el ridículo un par de veces y lograrás romper el miedo a hablar en público. ¿Cuál es una forma segura de hacer el ridículo sin dejar una mala imagen de ti? Cuenta chistes actuados, haz una obra de teatro, etc. Así eliminarás el miedo a hacer al ridículo cuando hables de un tema del cuál eres experto.

Bueno, ya no nos concentremos en la excusas es hora de….

TIPS PARA HABLAR EN PÚBLICO Y NO MORIR EN EL INTENTO.

Domina el tema. Si vas a hablar sobre algo que no dominas se te notará la inseguridad de no tener idea de lo que hablas. La inseguridad se proyecta, por eso, si tienes total confianza del tema que vas a exponer. Si no pasas por este paso ni intentes subir al escenario o empezar la presentación.

Escribe un guión. Las grandes películas empiezan con un gran guión; las grandes conferencias también tienen un gran guión. Escribe un guión que leas frecuentemente y te sirva como libreto para interpretar tu obra maestra. Sin embargo, debes recordar que tienes que el guión es tu guía; al comienzo puedes ser muy fiel a él, pero poco a poco, la idea es que este sea sólo un esqueleto, que puedas hacer variaciones y, por que no, improvisaciones. Escribe tu guión.

Ensáyalo varias veces frente a personas de confianza. Este es el siguiente punto y hace parte de dominar el tema. Así como un actor hace ensayos antes de subir a las tablas, tú debes ensayar tu presentación al menos dos o tres veces antes frente a personas que te puedan aconsejar.

Mira videos de conferencistas famosos. Recuerda que si quieres alcanzar algo en esta vida la mejor forma es preguntarse cómo lo hicieron aquellos que ya lo lograron. Revisa en YouTube videos de conferencistas famosos. Te recomiendo Anthony Robbins, Omar Villalobos, Jim Rohn. Son tres estilos distintos. Modela el que más se ajuste a ti; fíjate en el movimiento del cuerpo, en el tono de la voz, etc.

Hay muchos tips más al respecto y mucha literatura también. Sin embargo, te garantizo que si logras completar estos tres pasos al 100% tus presentaciones serán impactantes, fuertes y eficientes.

Por último: Recuerda que hablar en público es simplemente una habilidad y como habilidad es totalmente entrenable.

Espera pronto eventos, coaching y más productos relacionados con el tema.

La fuerza de las Ventas (I) Si no sabes de ventas ¡Aprende! El poder del conocimiento en ventas.

Buenos días, señor, señora, señorita, caballero, dama, damisela, niño, niña, profesional de la salud, del comercio, amada de casa, abogado, estudiante, trabajador de la calle, abuelo, abuela y mascota. Sea usted bienvenido el maravilloso mundo de las ventas. ¡Perdóneme la molestia! Este hermoso día le vengo ofreciendo uno de los conocimientos más poderosos en el mundo del crecimiento personal y el alcance del éxito. ¡Siga no más, observe sin compromiso! Deguste del poder del conocimiento en ventas. Usted aprenderá a reconocer los gustos de su cliente, sabrá qué decir, qué no decir, en qué momento decirlo, cómo decirlo, aprenderá a manejar su tiempo y su dinero, a mejorar sus números como vendedor ¡podrá vender hasta un huevo tapado! Adquiera YA su coaching en ventas y vuélvase un vendedor de éxito por la módica suma de… ¡STOP!

Imagina que voy de puerta en puerta recitando ese trabalenguas que acabas de leer, a una velocidad de narrador de fútbol, haciendo movimientos casi teatrales, con tono de voz de payaso de restaurante (en mi cuidad, en algunos restaurantes, escogen a unas personas que se dedican a vocear “almuerzo sí hay, siga, sí hay”). ¡Léelo de nuevo con estas características antes de seguir leyendo!

La mayoría de las personas cuando escuchan y leen este tipo de discursos dicen: “este es un típico vendedor”. Lastimosamente, una de las creencias más generalizadas en el mundo occidental es que ser vendedor es ser un fracasado que le ha tocado vender X o Y cosa para subsistir. Todos nos acordamos rápidamente de los vendedores ambulantes, de los vendedores de puerta en puerta, de aquellos que compran barato para vender caro y hacerse unos cuantos pesos.

Esa creencia es la culpable de que la mayoría de los profesionales recién egresados en nuestros países latinoamericanos demoren mucho tiempo en encontrar un empleo o que acepten empleos que no quieren. ¡Hacen una mala venta de sí mismos! Si quieres ser una persona exitosa no necesariamente tienes que convertirte en vendedor pero sí debes aprender algunos principios sobre ventas.

¡Por qué aprender de ventas!

Seguramente la frase “es que uno siempre está vendiendo” es algo que has escuchado una y mil veces y que, a pesar de escucharla tantas veces, la sigues pensando como una simple refrán y no como una creencia poderosa. SIEMPRE ESTÁS VENDIENDO. Tus ideas, tus servicios, tus productos, tus creencias, tu personalidad, tus sueños, tus metas. Con mis coachees siempre trabajo los principios de las ventas como si fueran principios de seducción y, cuando les digo que son principios de venta se sorprenden y, algunos, se disgustan un poco y me dicen: “Doc. ¿Qué haces enseñándome ventas? ¡Eso no me interesa!”. Al poco tiempo, empiezan a mejorar sus relaciones laborales, sus negocios se hacen efectivos y tienen éxito en varios aspectos de su vida. ¿Por qué, porque aprendieron a venderse a sí mismos?

¿Quieres ser independiente financieramente? Aprende sobre ventas para vender tus ideas de negocio a los inversionistas ¿Quieres ser empresario? Aprende sobre ventas para vender los servicios y productos de tu empresa ¿Quieres conquistar a una potencial pareja? Aprende a vender tu personalidad y ser la mejor oferta del mercado. ¿Quieres lograr todo lo que quieras en la vida? ¡Aprende sobre ventas!

Las ventajas de saber sobre ventas.

El otro día, mientras recibía mi coaching sobre inteligencia financiera, mi coach me decía que algún cliente le dijo alguna vez: “las ventas son el oficio del desempleado”. Bueno, confieso que en algún momento de mi vida también lo pensé, pero la experiencia y las vueltas que dio la vida me enseñaron que aquel que sabe sobre ventas tiene muchas ventajas que no tienen aquellos que no tienen conocimiento sobre este arte subvalorado.

Tolerancia a la frustración. Hay que aprender a escuchar el NO como una respuesta legítima de los demás. Cuando empecé a trabajar en ventas mi actividad se frenaba por semanas porque no era capaz de soportar la negativa de mis clientes. Me frustraba mucho. Cuando aprendí que cada NO es un paso para un sí, mi tolerancia a la frustración fue cada vez más fuerte y empecé a valorar cada NO que recibía. En mi vida personal, el rechazo ya no es un miedo que tengo, es simplemente un paso hacia otro potencial cliente. No puedes esperar que los demás quieran lo que tú quieres.

Conocimiento de las personas y de la sociedad. Tanto en las ventas propiamente dichas, como en el trabajo que realizo actualmente como vendedor de mis productos de coaching, talleres y conferencias, he tenido contacto con una infinidad de tipos de personalidad, de distintas clases sociales, de distintas partes del país y del mundo, con distintas creencias, con formaciones profesionales diversas, de varias edades, etc. He aprendido mucho sobre el comportamiento de las diferentes personas de los distintos tipos, hasta el punto que puedo predecir sus respuestas, intuir sus hábitos, adivinar las formas en que toma sus decisiones, etc. También he aprendido como la sociedad influye en los clientes, cómo los cambios políticos, de la farándula ya hasta la música influyen en las personas y en sus motivos de compra.

Gran capacidad de observación. Te vuelves un detector de oportunidades si aprendes sobre ventas. Cualquier frase, cualquier gesto, cualquier olor, cualquier sabor, cualquier detalle en la casa o en los accesorios de tu cliente son materia prima para influenciar el motivo de compra y llevarlo a tomar una decisión a favor suyo y tuyo. Nada se te pasará.

Quédate en Proyecto Héroes y disfruta de esta nueva serie llamada LA FUERZA DE LAS VENTAS. Donde aprenderás técnicas, principios, hábitos, creencias y verdades sobre el interesante y bastante subestimado mundo de las ventas.

Estudia esta serie junto con la serie EL PODER DE LA PERSUASIÓN y te irás armando de un poderoso arsenal de herramientas para alcanzar el éxito.

Nos vemos la semana siguiente.