Los Obstáculos de la Seducción. Sesión 04: LA TRAMPA DE LA QUÍMICA

couple-731185_1920

¡Que alguien te gusta no significa que tiene que pasar algo con esa persona!Este es el pensamiento central del post de esta semana. Una idea un poco curiosa y algo retadora y que es un elemento fundamental para entrenar tu inteligencia emocional en lo referente a las relaciones interpersonales.

Recuerdo un consultante que tuve hace algunos años, quien se sentía muy atraído por una de sus compañeras de trabajo. Ella tenía novio y eso a él lo mortificaba, se sentía muy mal porque no encontraba la forma de lograr seducirla, pues ella, aunque también parecía tener interés en él, aunque no daba señales de querer intentarlo con él. Sin embargo, en pocas semanas el compartir tiempo, espacio, anécdotas, historias hizo que se empezara a generar cierta complicidad y la química se incrementara. Ella dejó a su novio y se hicieron pareja rápidamente. Una relación que nació de la química, todo era una maravilla. Luego de un tiempo, unos días después, él se empezó a mostrar celoso, engreído y malgeniado, por su parte ella sólo quería salir con él cuando fuesen a lugares exclusivos y que los familiares y amigos de él, nunca estuvieran.

Quizá estás pensando que el error fue de él por intentar presionar las cosas sin conocerla o de ella por dejar a su novio intempestivamente y dejarse llevar por la química. Que se debieron conocer un poco más para poder empezar a salir y hacerse pareja. Bueno, eso es lo que usualmente la gente piensa que es la trampa de la química. Sin embargo, la trampa de la química no consiste en ello. Pues no está mal que te arriesgues y te lances al agua en la seducción y, en el camino, aparezcan esas cosas que no viste durante la conquista. Creo que eso es normal. La verdadera trampa de la química, se evidencia en la siguiente parte de la historia.

Lo curioso de esta relación de pareja es que tanto él como ella, no entendían de donde provenían las discusiones y el malestar, estaban como en una especie de negación de los defectos del otro. Ambos tenían una percepción de que no eran felices en esa relación, sin embargo, no querían dejarse pues había un gusto y atracción física muy fuertes. Ambos negociaban en su contra al dejar que pasaran esas cosas e incluso permitían los abusos de una u otra parte.

La trampa de la química tiene dos partes. La primera, en hacer una asociación entre gusto y posible pareja. La segunda, cuando en el transcurrir de la relación (si se da) se obvian las dificultades o no se establecen límites sólo por el hecho de que sientes atracción por la otra persona.

Lo que quiero decir es: La química no lo es todo. Sí, debe estar, aunque no necesariamente es el primer paso, esta también se puede construir. Recuerdo en este instante algún estudio en el que demostraban como los hombres, cuando se encontraban cerca a una mujer hermosa por la que sentían atracción física, disminuían su desempeño en la solución de problemas lógico-matemáticos.  Estoy seguro que no necesariamente pasa sólo con los hombres, pues nuestro cerebro tiene mecanismos diferentes cuando está bombardeado por esas hormonas que se disparan por el gusto, minando los centro cerebrales que se encargan de la toma de decisiones, el sentido común y el cálculo de riesgos o consecuencias a largo plazo. Así que, aunque la química es una gran herramienta de seducción, puede convertirse en un obstáculo si la conviertes en la única.

Así las cosas, mi recomendación para no caer en la trampa de la química es muy sencilla. Date cuenta, haz consciencia de que esa persona te gusta y nota como tus decisiones, en ese instante, depende de tu estado de alegría y excitación. Una vez lo haces intenta hacer el esfuerzo de calcular los riesgos y si son costosos o no. En el caso de nuestros amigos del caso que les conté, al inicio los riesgos no eran muy costosos, pero luego cuando se hicieron novios, se volvió realmente costoso en términos emocionales para ellos. Sin embargo, en el caso de que estés casado, que tengas pareja o que puedes hacer daño al caer en la trampa de la química, te servirá mucho hacer consciencia de cuando la química está presente y siempre pensarla como una herramienta.

No te niegues las experiencias, pero sí se congruente al aceptarlas. Quizá la química no es un obstáculo para que generes atracción en otros, pero mal manejada puede ser un obstáculo para tu salud emocional y ello desemboca a largo plaza en una disminución muy considerable en tu atractivo.

¡Nos vemos la semana entrante!

Gracias por pasar, por leer hasta acá y por no resistirte al impulso de compartir este contenido.

Diálogos amigables con la tristeza.

tristeza box

Uno de los grandes retos del ser humano es atravesar por la tristeza. No siempre es fácil porque crecimos pensando que la tristeza es un signo de debilidad, que no deberíamos ponernos tristes por cosas insignificantes. Nuestros padres, con mucho amor y con la firme intención de cuidarnos, nos invitaron a que nos alejáramos de la tristeza. Cuando se nos perdía nuestro juguete favorito o cuando un compañerito de salón nos decía que no quería ser nuestro amigo, nuestros padres nos solían decir cosas como: “No le pongas atención” o “No te pongas así por eso” y una más compleja aún: “No llores que te ves horrible llorando”.

Con lecciones permanentes como estás, provenientes del miedo de nuestros padres a vernos frustrados, crecimos pensando con una sola idea: LA TRISTEZA ES MALA. Pues bien, esa es la razón por la que cuando estramos tristes, además de la tristeza experimentamos un doble ciclo de tristeza que está combinado con la ira. Estamos tristes por estar tristes y nos maltratamos diciéndonos: “yo no debería estar triste por eso”.

Como siempre, en este espacio lo que buscamos es reinventarnos. Uno de los pasos para la reinvención es abrir nuestras mentes y relacionarnos con los conceptos que tenemos insertados en nuestra mente y REACOMODAR nuestras creencias.

La creencia que te quiero proponer el día de hoy, frente a la tristeza, es que LA TRISTEZA ES UNA HERRAMIENTA DE REFLEXIÓN Y CONVERSACIÓN CON NOSOTROS MISMOS. Cuando estamos tristes nuestro sistema de encarga de enviar la mayor parte de la circulación sanguínea a nuestro cerebro, ocasionando que nuestro cuerpo se sienta sin energía y sin ganas de hacer muchas cosas. Esa es la razón por la que, en términos biológicos tenemos una sensación de malestar.

Cuando estamos tristes, además de la disminución de la actividad corporal, se incrementa la actividad cognitiva, es decir, pensamos más, a veces, mucho más de la cuenta. Las personas que escriben diarios, frecuentemente comparten que cuando están tristes, las entradas a su diario son mucho más grandes y largas que cuando la escritura es acompañada emociones de bienestar. La tristeza, es la emoción que más nos conecta con nuestros diálogos internos.

El post de hoy es una invitación que converses con tu tristeza. Ella tiene cosas para decirte. No la evites. En ocasiones nos encontramos con  situaciones que nos disparan sensaciones de malestar, tristeza y frustración. Solemos callarlas, bien porque tenemos vergüenza de confesar que estamos tristes o bien porque no queremos causar conflictos en nuestros sistema.

Seguramente te estarás preguntando cuál es la estrategia para manejar esta emoción de malestar y usarla a nuestro favor, por ello te propongo varias estrategias que te ayudarán tener conversaciones amigables con la tristeza.

  • Escribe, escribe y escribe. Usualmente, cuando estamos tristes, tendemos a pensar muchas cosas y, en ocasiones, tomamos decisiones muy importantes. Ejemplo, cuando el médico le dice a un paciente que si no controla el azúcar pronto podría estar iniciando una diabetes de difícil manejo, la persona se siente triste y toma la decisión de controlar su forma de comer. Mientras la tristeza y el miedo estén intensos, la persona controlará su comida, poco a poco, con los días (a veces horas) la persona irá perdiendo esa idea y volverá a su hábitos. O cuando una persona es maltratada en su relación de pareja, se dice a sí misma: “no volveré a esa relación autodestructiva”. Su tristeza la mantendrá lejos, pero cuando esta pase, esas ideas se desvancen. La idea del diario es que escribas esas ideas positivas y decisiones sanas que provienen de la tristeza (pues también habrá ideas y decisiones no tan sanas). La relectura de lo que escribimos cuando estamos tristes, es altamente poderosa.
  • Ten una conversación con la tristeza. Puedes hacer un ejercicio imaginativo en el que dialogas con la tristeza y le haces preguntas guía, como: ¿Por qué estás acá hoy? ¿Qué me quieres decir hoy? ¿Qué utilidad tiene que vengas hoy acá?
  • Verbalízalo. Las palabras “estoy triste” son importantes, es clave sacar la tristeza de nuestro sistema, comentarlo con alguien de confianza (independiente de que te conteste, simplemente sácalo).
  • Busca un coach o un terapeuta. Estos personajes son excelentes guías para atravesar por la tristeza de manera amigable. Así podrás encontrar buenos elementos de introspección y autoconocimiento.

Todas nuestras emociones tienen utilidad. Así que es importante que no te alejes de ellas, de lo contrario ellas encontrarán otras vías para expresarse, como la enfermedad la irritabilidad y otras. Usar las emociones para lo que son, es una excelente estrategia para evitar malestares aún más fuertes.

INTENSAMENTE (Inside Out) ¡Una guía de inteligencia emocional y transformación!

Intensamente

Si eres un lector de este blog y del trabajo de Dr. Phyloel, no se te hará para nada extraño que este post haya nacido. Como un ser apasionado por el mundo de las emociones y de la psicología, no puedo dejar pasar la oportunidad de escribir mis impresiones sobre esta película y, claro, una que otra interpretación interesante que, a pesar de ser mi mera opinión basada en mi modelo de mundo, la pongo a tu servicio en caso de que te pueda ser de utilidad, como ya ha sido en varios de mis procesos de coaching y psicoterapia. Estoy seguro además, que no será el único artículo de este estilo escrito sobre la película.

La película a la que me refiero es la más reciente producción de Pixar Animation Studios en asocio con Walt Disney que en inglés es titulada como INSIDE OUT, en latinoamérica como INTENSAMENTE y en España como DEL-REVÉS. Que narra la historia de Riley una niña de 11 años (preadolescente) que se enfrenta a un cambio significativo en su vida, ya que su familia decide mudarse de Minnesota a San Francisco, lo que implica que Riley deje atrás a su mejor amiga, sus pasatiempos, su escuela y su cotidianidad en la antigua ciudad y se enfrente al cambio y la adaptación. En su mente habitan 5 personajes principales: Alegría, Tristeza, Ira, Desagrado y Temor. Quienes a medida que avanza la película van ejerciendo ciertas influencias en el comportamiento y emociones de Riley.

ATENCIÓN, A PARTIR DE ESTE MOMENTO EMPIEZA UNA ZONA DE SPOILERS. SI NO HAS VISTO LA CINTA, PUEDES ENCONTRARTE CON MUCHA INFORMACIÓN QUE SERÁ REVELADA. ¡TU DECIDES! 

En primer lugar, me gustaría empezar por el nombre de la película. Creo que las traducciones son afortunadas, aunque pueden sesgar nuestra experiencia. Por ejemplo, para los espectadores españoles, Del-Revés, nos puede dar una impresión diferente a la de una INTENSA-MENTE. En portugués, por ejemplo, el título se traduce al español como Mente-Divertida y en francés el título traduce algo así como Viceversa. Lo que me plantea una primera pregunta y es ¿realmente qué significa Inside Out?

La expresión Inside Out puede entenderse de dos formas: una de ellas es cuando tomas una camiseta y la volteas, quiere decir que la volteas de revés, y ves su otra cara, lo cual me parece interesante en términos de interpretación de la película, es como si el título nos invitara a mirar la cara interna de nuestra mente. Hay una segunda interpretación del idiom Inside Out y es el que está relacionado con un alto conocimiento de algo, es el equivalente al español de cuando decimos: “Raúl conoce esta ciudad al derecho y al revés”.

Personalmente me siento más cercano a esa traducción. Mi sensación personal con la película fue un intento de conocer nuestra mente al derecho y al revés. Claro, esto no es del todo posible, sin embargo considero que es un excelente comienzo y que se puede explotar mucho más esta metáfora sobre los “personajes de nuestra mente”. Tengo la expectativa de que sigan con la historia de Riley y su adolescencia.

Ahora bien, la película ofrece una infinidad de metáforas altamente poderosas en torno a nuestra vida emocional, a la relación entre las emociones y la memoria, los sueños y muchos otros temas alternos que pueden ir apareciendo dependiendo de los ojos del espectador. Quiero con este post, plasmar aquellos elementos que causaron una gran impresión en mi y que considero serán importantes para incluir en nuestro repertorio de creencias sobre nuestra propia psicología. 

LA UTILIDAD DE LAS EMOCIONES Y SUS EXPRESIONES CORPORALES. 

En el pasado, en los diálogos sobre las emociones, habíamos tocado este tema. Aunque creo que la película, nos muestra con gran claridad la función que tienen nuestras emociones plasmadas en estos personajes. A continuación las utilidades de las emociones y como fueron plasmadas en la película. Además de ello, me parece altamente poderoso que si observamos la corporalidad de cada uno de los personajes, podemos hacer consciencia de cómo nuestro cuerpo responde frente a cada emoción. Una herramienta que te pueda ayudar mucho para darte cuenta de qué emoción estás experimentando y, al mismo tiempo, ayudarte a cambiar de estado emocional.

Ira: La utilidad de la ira, en esencia es la defensa y el ataque. En la película, esto se muestra de una manera magistral, mostrándonos cómo Ira, reaccionaba cuando se enfrentaba a los ataques de otros o cuando las expectativas no eran acorde a lo planeado. En esencia, la ira nos acompaña cuando nos sentimos atacados y, por lo tanto, nos defendemos de ese ataque como es normal. Usualmente lo hacemos a través de la agresión, como cuando Ira quema la ventana en el momento en que se siente atacado. Muchas veces la ira nos motiva a la acción con el fin de lograr ese estado deseado que teníamos antes del ataque; razón por la que la Ira esa quien lidera el escape de Riley nuevamente hacia Minnesota. La expresión emocional de la ira está caracterizada por una mirada aguda, una voz gruesa y ronca, cuello ancho y hombros arriba, así como movimientos rígidos y poco fluidos. Literalmente una postura no verbal de ataque, preparado para la lucha cuerpo a cuerpo. 

Alegría: La alegría es una de las emociones más útiles en términos prácticos, pues nos mantiene en un estado de bienestar que potencia nuestras habilidades de comunicación, de acción, de aprendizaje y nos llena de recursos para actuar en el ambiente. La sombra de la película y como se muestra en ella, es que muchas veces, una sobredosis de euforia y felicidad puede callar nuestras demás emociones, rechazarlas y querer silenciarlas. En la película Alegría se caracterizó por evitar a toda costa de que Riley experimentara frustración y dolor, lo cual hizo que Tristeza estuviese totalmente aislada del grupo e incluso llegara a sentirse inútil. El lenguaje no verbal de alegría es de una mirada enfocada y tranquila, una sonrisa de oreja a oreja, movimientos fluidos y eficaces, tono de voz mediano y volumen alto de la misma. Un lenguaje no verbal de recursos y vínculo. 

Temor: La película claramente nos muestra como temor es un personaje bastante útil, quien tiene una gran misión: ¡Estar alerta! Ser precavido, calcular los riesgos y orientar la acción. Cuando temor subía la intensidad, se convertía en el rector de la conducta y muchas veces terminaba bloqueando la acción o provocando la huida. Creo que el momento cumbre donde se vio con más fuerza esto es cuando Riley, en una de las escenas finales de la película saluda a un chico quien al interior de su mente está dominado por la alerta de “atención, chica a la vista” y el exceso de temor bloqueó su respuesta y, literalmente, no dijo nada. (muchos de los que estamos en el camino de la seducción, nos encontramos identificados con esta escena). El lenguaje no verbal de temor es bastante llamativo: mirada con ojos bien abiertos, movimientos rápidos y cuidadosos, voz aguda. Una conducta corporal típica de los estados de alerta.  

Desagrado: En la película, desagrado se muestra como un personaje que cumple una misión: bloquear la entrada de lo desagradable y agradar. Sus momentos protagónicos de la película son cuando se le ofrecen ciertos alimentos poco agradables a Riley; el instante en que la niña entra a su nueva habitación y ve un panorama poco alentador, sin embargo colabora con Alegría en la decoración imaginaria de la habitación. Finalmente, otro momento protagónico de la película para desagrado, es el momento en que se concentra en adaptarse en el nuevo grupo social en la escuela. Personalmente, interpreto al desagrado como una variación del temor, que tiene como función generar alerta y protección de aquellos elementos que amenazan con proporcionar malestar emocional. La expresión corporal de desagrado se caracteriza por una mirada evasiva, un gesto en la boca torcido como de no querer recibir, movimientos poco fluidos y con los brazos más pegados al cuerpo. Un lenguaje no verbal cerrado, caracterizado por el bloqueo de la entrada de información de afuera. 

Tristeza: Personalmente cuando aprendí que la función principal de nuestra tristeza es la reflexión y la generación de análisis de las situaciones, sentí un gran alivio y me ayudo mucho a superar varios de mis propios problemas emocionales y relacionales. Hacer consciencia de la utilidad de la tristeza, en esencia, es una de las líneas principales de la película y una de las grandes enseñanzas de la misma. Todas nuestras emociones son altamente útiles y, por ello mismo, cuando las relegamos, las callamos o las enterramos, el caos empieza aparecer en nuestra vida. Considero que uno de los subtextos de esta película es una crítica al temor que tenemos hoy en día a frustrarnos y la gran enseñanza es que la frustración genera aprendizajes, nuevas vías de comunicación y expresión, además de una conexión fuerte con los contenidos presentes en nuestro funcionamiento cerebral y cognitivo. La tristeza tiene una voz de tono grave, de volumen bajo, movimientos lentos y poco energéticos, poca disposición para la acción, sin embargo con mucho diálogo y referencias analíticas a las situaciones. Considero que fue un excelente toque que el personaje tuviese gafas, pues nos invita a ver y analizar detenidamente. 

El equilibrio emocional, como vemos en la película, no consiste en que todo el tiempo estemos en un estado de Alegría poderoso que rebasa todas nuestras experiencias y todos nuestros sentidos. El equilibrio emocional proviene del diálogo entre las emociones, la interacción entre ellas, entendiendo que cada una de ellas cumple funciones específicas y que tiene sus espacios sanos de expresión.

El mejor ejemplo de lo anterior es la escena de la discusión familiar en casa. La mayoría de las personas hemos interpretado que quien manda en la cabeza de mamá es la tristeza y que el líder en la cabeza de papá es Ira. Mientras que Riley, quien siempre había estado liderada por la felicidad (como es usual en la primera infancia y la edad escolar, edad en la que se encuentra ella), al encontrarse en un momento de crisis se desconecta de esa emoción líder (Alegría) y de aquella que no se da permiso de sentir (tristeza). En la crisis, como suele pasar, estamos dominados por la ira, el desagrado y el miedo. Esta escena deja claridad, creo yo, que no es que la emoción principal en la mamá de Riley sea la tristeza todo el tiempo, sino que, en ese instante, quizá si lo fue, pues era la emoción más útil en el diálogo, de otro lado, papá se conectó con su ira de no saber manejar la situación y “puso las cosas en orden”.

LOS PENSAMIENTOS NÚCLEO E ISLAS DE PERSONALIDAD. LA RELACIÓN ENTRE LA MEMORIA Y LA EMOCIÓN. 

inside-out-personality-islands

Uno de los elementos fundamentales de la historia es la existencia de las “islas de personalidad”, cada una de ellas creadas en la mente a partir de un recuerdo específico de la historia de Riley, estas memorias se convertían en un “pensamiento núcleo”, cada uno de esos pensamientos sustenta la supervivencia de cada isla. En el caso de Riley, las islas eran: Familia, Amistad, Hockey y Bobadas. Cada una con una memoria correspondiente a la que le debía su origen.

Mi interpretación de esta metáfora es que cada uno de nosotros tiene memorias y emociones nucleares que van creando nuestra identidad y que la película tiene una hermosa intención de mostrarnos en la parte inicial que debemos hacer un esfuerzo poderoso por mantener vivas nuestras islas, tal cual son. Precisamente esa era la misión de Alegría en el momento en que los pensamientos núcleos se desconectan del “centro de control” y la alegría y la tristeza se quedan fuera del mismo, perdidas en la memoria a largo plazo. A medida que avanza la película las islas se derrumban una tras otra. Esto me hizo recordar a mis consultantes y y hacer consciencia de que en la CRISIS nuestros pensamientos, emociones y creencias núcleo se sacuden, se debilitan o se destruyen. Al mismo tiempo pensé en cómo nuestras emociones, en esencia están sustentadas en nuestras experiencias pasadas, generando que valoremos las nuevas experiencias teniendo como base nuestros “pensamientos centrales”. Para mí, Islas de Personalidad = Creencias.

La magia de la película se hace aún más fuerte en mi experiencia al verla cuando concluyo y aprendo que LOS MOMENTOS DE CRISIS SON GRANDES OPORTUNIDADES PARA REESCRIBIR NUESTRAS CREENCIAS. Las islas se destruyeron porque el momento de crisis las pone a prueba. Al ver que los recursos de las islas no son suficientes para hacer frente a la situación crítica, generan un desastre en el centro de control, y sólo el trabajo en equipo y el equilibrio logrado por las emociones en el centro de control hizo posible la reinvención de islas aún más llenas de recursos, más poderosas y más sólidas; así como más nutridas emocionalmente con los diferentes colores aportados por cada uno de los integrantes del centro de control. 

En conclusión, esta es una historia de REINVENCIÓN CONSTANTE nuestras experiencias vitales, especialmente aquellas altamente exigentes, como la crisis, son oportunidades de transformación y obtención de nuevos y más poderosos recursos. 

¿QUIERE DECIR QUE ESTAMOS SIENDO DOMINADOS POR NUESTRAS EMOCIONES CONSTANTEMENTE?

Cuando salimos de la película, una primera sensación que puede quedar en nosotros es que somos víctimas de lo que nuestras emociones hacen con nosotros. Sin embargo, al observar detenidamente puedes notar, o al menos eso me pasó a mí, que las conductas de Riley no son la traducción de lo que pasa dentro de su cabeza, sino que es una interacción constante entre lo que está pasando en el exterior y cómo sus pensamientos núcleo (islas) valoran la situación y hacen que las emociones reaccionen. Literalmente, las situaciones del afuera provocan que nuestras emociones “aprieten ciertos botones”.

En la vida cotidiana solemos decir con frecuencia que estamos dominados por las emociones. Sin embargo, como sucedió con Riley, hacer consciencia de las emociones y la utilidad de las mismas, logró un equilibrio emocional y un bienestar. Creo que todo lo que pasa en el centro de control está determinado por los niveles de conciencia de las emociones que hacía Riley. Por ello, creo que un poderoso aprendizaje es el de hacer participes a todas nuestras emociones con sus diferentes utilidades, en el centro de control y que la crisis no esté dominada únicamente por la ira, el miedo y el desagrado.

Podría seguir hablando de muchos más aprendizajes de la película y explicaciones que desde la psicología podemos ofrecer a la metáfora. Sin embargo, quería simplemente ofrecer mis aprendizajes más inmediatos.

¿Qué aprendizajes te generó la película? ¿Qué decides luego de verla? ¿Qué preguntas poderosas aparecieron en tu mente gracias a esta hermosa metáfora?.

Nos vemos pronto… gracias por pasar por acá. ¡Comparte si te parece valioso!

CAMPO DE ENTRENAMIENTO EMOCIONAL: Sesión 01.

Es para mí difícil describir esta sensación de responsabilidad y de fuerza que me inunda al volver a escribir luego de estar ausente en los artículos propios del blog por poco más de un año, a pesar de que he estado activo en las redes sociales y en los artículos para las publicaciones como fucsia y armonía y otras colaboraciones.

Está sensación de la que te hablo es una sensación entre culpa y felicidad, felicidad de compartir todo lo que ha venido pasando en un año de aprendizajes siempre provenientes de las experiencias en las sesiones de coaching o psicoterapia, en los eventos, en las conversaciones, en los errores y, sobre todo, en mis reflexiones personales.

Todos y cada uno de los artículos que haz conocido en el blog, tienen que ver con una situación personal o con algún insight proveniente de alguna sesión o investigación hecha por mí mismo. No sé si sea la manera correcta o la más efectiva, de lo que si estoy seguro es que es la mejor manera de conectarme contigo, de hacer que te pongas en mi lugar y vivas algunas de las cosas que han generado eco y han hecho temblar mis puntos de vista sobre aquellos temas que son objeto de reflexión en nuestro blog.

También regreso emocionado por esta nueva página en dónde no sólo encontrarás los artículos sino la información pertinente para los eventos, los productos, publicaciones y poco a poco, mucho más.

Todo esto ha sido, realmente, un proceso de entrenamiento en muchos aspectos: emocionales, físicos, financieros, técnicos e incluso espirituales.

La idea del entrenamiento es lo que me tiene hoy acá; la idea de generación de acciones repetitivas para crear maestría en alguna actividad, conducta o materia. Así como el músico toca durante ocho o más horas diarias, así mismo pueden entrenarse muchos aspectos de nuestra personalidad, de nuestros hábitos, de nuestra forma de relacionarnos y, sobre todo, nuestras emociones.

Hoy inicia una nueva serie: CAMPO DE ENTRENAMIENTO EMOCIONAL. Una serie de contenidos teóricos y prácticos que te ayudarán a generar una habilidad especial muy importante: La Inteligencia Emocional. Te prometo que si sigues al pie de la letra todos los ejercicios propuestos en esta serie, alcanzarás Maestría Emocional.

Quizá frunciste el ceño un poco y dijiste: “qué promesa más extraña… además ¿Qué es eso de la Maestría Emocional?”. Pues bien, la maestría emocional es la capacidad que tienes para hacer un uso asertivo de tus emociones: ganarle la pelea al mal genio; tener capacidad para tolerar la frustración y usarla a tu favor; dejar de lado los celos; usar tus estados emocionales para impulsar tus acciones y alcanzar tus objetivos; entender y controlar las emociones de los demás; generar momentos persuasivos altamente efectivos… entre otras capacidades.

¡Lo sé! Es una gran promesa, pero no es imposible y te lo puedo prometer porque lo he vivido en mí y en mis consultantes: Es posible lograr La
Maestría Emocional. No es un camino fácil, ni sencillo, en ocasiones te encontrarás con resistencias, con evasiones, te irás y no volverás durante un tiempo, pero luego regresarás y saldrás de las recaídas. Algunas preguntas te incomodarán, otras serán sencillas de resolver. Algunos ejercicios te harán sentir fuera de base o desconectado, pero para logar resultados diferentes tienes que tener actitudes diferentes y generar conductas diferentes. Te puedo asegurar varias cosas: lo vas a disfrutar, me aseguraré de que sea divertido; si haces los ejercicios tendrás la maestría para transmitir el contenido a otros; TU VIDA CAMBIARÁ RADICALMENTE PARA BIEN y, lo más importante para mi misión, contagiarás a otros.

Imagina que estás en una reunión social, proyectas una empatía increíble con cada uno de los asistentes, la gente te sonríe amablemente, algunas personas del género que te interesa, te miran de manera coqueta, algunos te demuestran gestos de admiración, te sientes completo y lleno de energía, puedes lidiar con aquel interlocutor incómodo y logras una conversación increíble con él; en resumen, eres una de las personas más interesantes de la reunión. ¿Por qué? ¡Por qué tienes maestría emocional! Lo único que tienes que hacer es seguir al pie de la letra los ejercicios de la serie.

Inténtalo de nuevo:

Imagina que estás en una reunión social, proyectas una empatía increíble con cada uno de los asistentes, la gente te sonríe amablemente, algunas personas del género que te interesa, te miran de manera coqueta, algunos te demuestran gestos de admiración, te sientes completo y lleno de energía, puedes lidiar con aquel interlocutor incómodo y logras una conversación increíble con él; en resumen, eres una de las personas más interesantes de la reunión. ¿Por qué? ¡Por qué tienes maestría emocional! Lo único que tienes que hacer es seguir al pie de la letra los ejercicios de la serie.

Se sintió diferente la segunda vez que lo lees, de eso estoy seguro. Esa es una de nuestras bases: la repetición. No me dará pena decir las mismas frases a lo largo de toda la serie, no sentiré vergüenza de volverme repetitivo en algunos aspectos, al contrario, lo haré con ahínco y uerza para que quede grabado en tu piel, en tu mente y tu cuerpo. (Te anticipo que habrá mucho cuerpo).

Bien, este es un post largo, y sé que estás acostumbrado a posts más cortos de parte mía. Pero eso ya cambió, si estás acá, y quieres generar cambio, tienes la fuerza para soportar tres o cuatro párrafos de más. Si sólo llegas hasta acá y cambias de página o de actividad: seguro volverás. Si tienes la fuerza para continuar, respira profundo y acomoda tu cuerpo, estírate un poco (como lo acabo de hacer al escribir esto) y continuemos.

Este será tu primer ejercicio: HAZ UN LISTADO DE LAS EMOCIONES QUE SENTISTE DURANTE EL DÍA. Hazlo todas las noches durante ocho días. Es un ejercicio simple ¿Verdad? Bueno, decía Jim Rohn, autor y maestro: “Lo más fácil de hacer también es lo más fácil de no hacer”. Tu reto está en hacer eso sencillo todas las noches durante una semana.

Este ejercicio tiene varios efectos interesantes:

1. Generar el hábito de que te sientas a ti mism@

2. Lograr que, al final de la semana, tengas un panorama de las emociones más frecuentes experimentadas por ti.

Algunas recomendaciones para el ejercicio.

  1. No pares de hacerlo.
  2. Si no te gusta escribir; grábate, es una excelente opción y bastante poderosa (Aúnno he podido decidir si es más poderoso grabarte o escribir, por eso muchas veces hago las dos).
  3. No te adelantes a nada, simplemente limítate a enumerar las emociones sentidas enel día, no te desgastes pensando por qué experimentaste esas emociones. Un ejemplo es: “El día de hoy sentí: tristeza, rabia, felicidad, un poco de miedo y una emoción que nunca había sentido nunca, como una combinación entre extrañeza y sorpresa. Se vale inventar nombres.
  4. ¡Comparte tu ejercicio con nosotros!

Como ya sabes, sí eres lector frecuente, consultante o “víctima positiva” de mis eventos, defiendo la idea de que el 100% de lo que vivimos tiene un componente emocional, así que es imposible que sea difícil hacer la lista cada noche. Me comprometo también a hacer el ejercicio contigo y
compartir mis experiencias.

Bienvenidos a esta nueva etapa de Dr. Phyloel y gracias por mantener vivo a Dr. Phyloel el escritor a través de su insistencia por la presencia de nuevo contenido original en el blog. También gracias a todos aquellos que están dejando nacer a Dr. Phyloel el conferencista a través de su asistencia a los eventos.

Simplemente gracias y empecemos a construir una nueva historia de configuración de una personalidad atractiva.

Perdonar es Cuestión de Economía Emocional (EE).

¡Hola queridos héroes! Antes que nada quiero disculparme por mi ausencia, sé que algunos extrañaron el post correspondiente a la semana pasada. Es por eso que hoy traigo un post de bastante importancia para mí, sobre un tema que está inserto en todas y cada una de las relaciones humanas, cuya adecuada comprensión cambió mi vida para siempre. Es un tema que tiene implicaciones económicas, emocionales y, curiosamente, hasta políticas. Este tema es una de las acciones que más aparece en el discurso de nuestras conversaciones y es, además, una de las acciones más difíciles de efectuar por el ser humano: EL PERDÓN.

La palabra “perdón” está siempre asociada a las acciones. Por lo mismo es un problema ético, es decir, tiene que ver con lo que unos hacen y tienen consecuencias sobre otros. Examinemos primero qué entendemos normalmente por perdón. Es frecuente que pensemos que el perdón es una acción de debilidad, que aquellos que perdonan son personas que ceden ante algún daño que reciben; creemos que si perdonamos estamos “aceptando la ofensa” u “olvidando que nos han lastimado”.

¿Cuándo recurrimos al perdón? La mayoría de las veces pensamos que el perdón es una acción que debemos efectuar para saldar una rencilla, para olvidar un problema o para aceptar algo en lo que no estuvimos de acuerdo, pensamos que cuando le decimos a alguien: “te perdono” lo que estamos haciendo es dejar pasar las cosas como si no se hubieran hecho. Es por eso que pensamos que el que perdona ofensas mayores es una persona débil. EL PERDÓN NO ES SINÓNIMO DE DEBILIDAD, AL CONTRARIO: ES UNA MUESTRA DE CRECIMIENTO PERSONAL Y AUTOESTIMA.

Así es, el perdón es una consecuencia directa del control emocional y de una AUTOACTITUD adecuada. ¿Suena extraño verdad? Pero recuerda que, aquellos que tienen actitudes diferentes obtienen resultados diferentes y si hoy aceptas el reto de salirte del común y tener una concepción sana del perdón, te garantizo que tu vida cambiará sustancialmente y que si aceptas mi propuesta (fundamentada en lo escrito por el Dr. Fred Laskin en su libro Perdonar es Sanar) mañana amanecerás una tonelada más liviano o liviana.

Suena pretencioso, pero es totalmente cierto. Lo que te propongo es que EL PERDÓN ES ALGO QUE HACES POR TI, NO PARA AQUÉL QUE TE HA OFENDIDO. Perdonar es hacer un uso inteligente de tu presupuesto emocional, al dejar de usar capital en aquello que no te garantiza ninguna ganancia. El capital emocional invertido en el RENCOR, es una inversión que te llevará a la quiebra. Es acá donde empezamos a hablar de una de mis teorías más fuertes: LA ECONOMÍA EMOCIONAL (EE).

La economía emocional consiste en el manejo adecuado de tus recursos emocionales. Según algunos conceptos básicos del psicoanálisis, nuestro afecto se representa en montos de energía (libido) que inviertes en las diferentes personas o situaciones (objetos). Estos montos de energía pueden ser invertidos en situaciones y personas negativas o en situaciones y personas positivas. Para tener una comprensión mejor del asunto, prefiero pensar en la energía en términos de Capital, haciendo la analogía con el uso del dinero.

¿En qué inviertes tu capital emocional? ¿Acaso en personas que te hacen crecer? ¿Acaso en situaciones que te generan aprendizaje? O, para el caso que nos ocupa ¿Inviertes tu capital emocional en una persona o situación que alguna vez te ha hecho daño? Ese capital mal invertido es lo que llamamos RENCOR.

RENCOR, para mí, es sinónimo de una inversión innecesaria de energía. ¿Para qué inviertes en alguien o algo que te afectó negativamente? No obtienes ninguna ganancia, ocupas tiempo y energía en algo que NO VALE LA PENA. Si tienes esto en cuenta, el PERDÓN es una transacción económica inteligente: retiras tu capital de un negocio que no te representa ninguna ganancia y queda reservado para usarse en inversiones más inteligentes. Cuando inviertes capital, esperas recibir más capital, así que invierte emocionalmente donde recibas emocionalmente: en tu pareja, en tu conocimiento, en ti mismo… las opciones son muchas.

Perdonar es retirar ese capital de la persona que te ofendió, dejar de usar tus emociones y tus pensamientos en alguna situación que no tiene sentido. Perdonar es dejar ir, más no olvidar. Cuando perdonas no le estás diciendo a tu ofensor que te parece bien lo que está haciendo, o que no te importa su ofensa o que simplemente olvidas lo que te hizo; cuando perdonas lo que estás haciendo es decidir no ocuparte más de ese asunto, retirando tiempo y energía de aquello para usarla mejor. Es por eso que muchas personas, al momento de elaborar una ofensa, vuelven a mejorar su rendimiento académico, su estado de ánimo mejora y su vida simplemente empieza a verse mejor.

Sin embargo, no todo termina ahí. Hay un asunto muy complicado de tratar y es el de perdonarse a sí mismo. ¿Cómo haces para perdonarte a ti mismo cuando el perdón significa retirarle el capital a la persona que se equivocó o que te ofendió? Bueno, es ahí donde el verdadero perdón aparece. NO DEBES APLICAR EL PERDÓN SOBRE LAS PERSONAS, APLÍCALO SOBRE LAS SITUACIONES. En realidad no tienes que perdonar a la persona, lo que tienes que perdonar es la acción que te dañó, acción que está enmarcada en una situación específica. Es acá donde debes aplicar una de las grandes máximas del crecimiento personal y que la mayoría de los autores hemos acogido: NO JUZGUES A LA PERSONA, JUZGA LA ACCIÓN. En otras palabras, basados en el hecho de que una persona cometa una mala acción en algún momento, no podemos afirmar que es una mala persona. Así que, cuando sientas que una situación en la que obraste mal necesita de tu perdón, simplemente perdónate por haber hecho tal o cual cosa y no inviertas más capital emocional a tu acción. Miremos esto con un ejemplo.

Juan Manuel, tiene una relación estable con Juliana. Cierto día, tuvieron una discusión muy poderosa en la que él perdió los estribos y la empujó de una manera un poco fuerte. Tanto que ella se molestó con él y le dijo: “¡Pareces un monstruo, te desconozco!”. Durante mucho tiempo, Juan Manuel no quería perdonarse, siempre decía: “obré mal, soy un monstruo”. Se repetía constantemente estas palabras invirtiendo su pensamiento y afecto en ese nefasto día; dicha actitud, lo que hacía era que Juliana se sintiese mal, se previniera y la relación se complicara un poco. Hasta que un día dijo: “en realidad, sólo fue algo que pasó una vez, fue una acción monstruosa pero eso no me hace monstruo” Hoy por hoy, Juan Manuel ya no piensa en ello y enfoca esa energía en hacer que su relación de pareja sea la mejor relación de pareja del mundo, gracias a esta decisión, su relación mejoró y las peleas se convirtieron en diálogos sanos y conciliadores.

Recuerda, que el perdón es una acción inteligente que protege tu presupuesto emocional de malas inversiones. TEN CUIDADO DE NO QUEBRARTE EMOCIONALMENTE, ES UNA DE LAS QUIEBRAS MÁS DIFÍCILES DE RECUPERAR.

Gracias por invertir tu capital emocional en Proyecto Héroes. Espero que ya hayas recibido tus primeras ganancias y dividendos de este proyecto de crecimiento.
______________

PD: Quiero Agradecer a todas las Heroínas de la Seducción que hicieron parte del taller LAS PUERTAS ABIERTAS DE LA SEDUCCIÓN. Ha sido un verdadero placer y un gran aprendizaje.
PD2: Se ha abierto un grupo en Facebook llamado: Dr Phyloel’s Seduction Group. Inscríbete y participa con tus historias, ideas o preguntas. BIENVENID@S.