¡El incalculable valor del tiempo!

¡El tiempo! Es un personaje que nos acompaña todo el tiempo… valga la redundancia. No podemos escapar del tiempo y el siempre está a nuestro lado. Queramos o no, es un tema realmente importante en nuestra cotidianidad.

En mi trabajo, el tiempo es un personaje altamente importante. Los seres humanos usualmente vivimos en el pasado, nos conectamos frecuentemente con él para recordar momentos hermosos y vivir la nostalgia o nos concentramos en aquellos momentos fuertes de nuestra vida para recolectar aprendizajes y, también, en muchas ocasiones, nuestras experiencias pasadas son nuestra excusa para nuestros comportamientos actuales. En otras ocasiones vivimos en el futuro, llenos de expectativas y con muchos planes, lo cual muchas veces nos trae ansiedad gracias a la incertidumbre de si todo va a salir como esperamos o no.

Es por eso que yo siempre hago una invitación a VIVIR EL INSTANTE. Conectarte con el aquí y el ahora. Y es en ese Aquí y Ahora, donde notamos la existencia del tiempo como un regalo. No sólo como el regalo de estar vivos y de tener la dicha de estar experimentando ese instante, sino la oportunidad de recibir el regalo del tiempo de los otros.

¿Te has preguntado cuando recibes un meme de algún amigo sobre un tema en particular porque este amigo sabía que lo disfrutarías, qué tuvo que hacer esta persona para dedicarte esos segundos? Tuvo que hacer un pequeño alto en su cotidianidad y compartirlo. Ese pequeño detalle es un gran regalo.

¿Te has preguntado por todo el tiempo que invierte una persona en tí en esas interminables conversaciones por WhatsApp? ¡Bueno, es tiempo de su vida que está dedicando para compartirlo contigo. ¡Y claro, tu también compartes tiempo de tu vida para esa persona!

Es por eso que hoy traigo esta reflexión. ¿En qué y quienes inviertes tu tiempo? ¿Qué tanto tiempo inviertes en ti mismo?

No dedicar tiempo a sí mismos, es una de las actitudes más frecuentes en la vida de mis consultantes. Noto personas estresadas, ansiosas, molestas y con un ánimo muy bajo precisamente por que están siendo arrastrados por la cotidianidad. Con la sola indicación de retomar sus pasatiempos y dedicarse tiempo a sí mismos, estas personas le devuelven el brillo a su vida.

Por otro lado, el tener consciencia de tu manejo del tiempo, hará que tus interacciones con los demás sean más conscientes y tu presencia en esos instantes sea verdadera. ¡Inevitablemente te harás más atractivo!

Así que hoy te reto a reflexionar sobre el tiempo que te dedicas a ti mismo y en qué estás usando tu tiempo. Pregúntate un par de veces el día ¿Esto que estoy haciendo en este instante, este tiempo que estoy invirtiendo, qué utilidad tiene para mi felicidad? 

¡Gracias por pasar por acá y dedicar el tiempo de leer!

Lee, Resuena y Comparte.