Diseñando el Futuro (IV) Plan de acción.

Hola queridos Héroes. Algunos de ustedes me han escrito preguntándome acerca de la serie DISEÑANDO EL FUTURO. Bueno, para aquellos que han seguido la serie juiciosamente y también para aquellos que no, hoy viene la cuarta entrega de la serie con, quizá, uno de los post más importantes de la serie. EL PLAN DE ACCIÓN.

La acción es, en realidad el elemento más importante en la consecución del proyecto de vida. Frecuentemente en mis sesiones de coaching, encuentro una gran cantidad de hombres y mujeres que vienen con un plan perfecto, objetivos planteados de una manera adecuada, han identificado los recursos y comprenden muy bien su estado actual (elementos que hemos trabajado en los tres post anteriores de la serie) y en el momento en que les pregunto: “qué bien me parece tu planteamiento, cuéntame qué acciones has llevado a cabo para lograr este plan“; siempre hay dos respuestas con respecto a ello: unas veces no han llevado a cabo ninguna acción y, en otras ocasiones, las acciones que llevan están desordenadas y son poco coherentes con lo que se ha planteado. Y eso no está mal ni es un pecado, pero es un error en el que la mayoría de las veces caemos, empezar a actuar sin un plan. Afortunadamente hemos ya pensado en el plan en los anteriores post de esta serie; nuestro objetivo ahora es entender cómo hacer para que tu plan de acción sea coherente con tu proyecto de vida.

1. Diseñar tus objetivos. ¿Qué quieres lograr con esas acciones? Para saber qué acciones llevar a cabo debes saber qué quieres lograr.

2. El siguiente paso es investigar qué y cómo han hecho otros para lograr el mismo objetivo que estás persiguiendo. La mayoría de las veces los objetivos que queremos lograr son objetivos que otros han logrado. Así que lo más obvio para saber cómo alguien ha logrado algo es preguntárselo o leerlo en caso de que no sea alguien cercano a ti. Recuerda nuestro post sobre el modelado y entenderás este paso de mejor manera.

3. El tercer paso es diseñar un horario para organizar tus acciones. Si tienes como objetivo moldear tu cuerpo, debes saber qué días y a qué horas vas a ejercitarte; si quieres terminar un proyecto, dedícale el tiempo específico a dicho proyecto. Es importante que escribas tu horario y lo pongas en algún lugar visible, en el que puedas seguir tu plan de acción. Recuerda que la consecución de un objetivo es algo que debes hacer poco a poco, una meta conseguida significa que has logrado esa meta diaria que te pusiste en tu horario. Yo llegué cumplir el sueño de mejorar mis habilidades dibujando todas las noches: mi meta diaria era dibujar un personaje diario. Por último, esto te ayudará a predecir con más exactitud cuánto tiempo puedes durar para llegar a tu meta.

4. El último paso y tal vez el más importante es la creación de un medio para controlar tus avances. Es lo que los que hemos trabajado en ventas conocemos como CONTROLADORES. Cada objetivo que quieras alcanzar es susceptible de ser medido: si quieres mejorar tus relaciones interpersonales, anota cada semana cuántas veces te han dicho que tus relaciones han mejorado; si quieres mejorar tu apariencia, tomate fotos y guarda aquellas con las que te sientes bien; si quieres mejorar tus ventas anota todas las noches tus números específicos (cuántos clientes contactaste, cuantos te compraron, etc.). Tus controladores te ayudarán además a saber qué cosas están funcionando y qué otras no, te ayudará a encontrar tus fortalezas y tus debilidades.

Todos los objetivos son alcanzables, todas las habilidades son susceptibles de ser aprendidas, lo único que hace falta es el plan correcto.

Un saludo queridos Héroes.

Separaciones prolongadas al interior de una relación de la pareja estable.

Hola queridos Héroes. Uno de los grandes temas de las estrategias de seducción (SDS) después de la seducción es cuando, por cuestiones de la vida en general, una pareja estable tiene que separarse por periodos prolongadas (de tres meses en adelante, ya que, según los estudios en neuropsicología, el hábito se conforma después de tres meses de repetición constante). Toda relación de pareja ha tenido o tendrá un periodo de separación prolongado. Siempre que esto pasa es una situación que va en pro del beneficio de la pareja o de alguno de los dos. Por eso es importante que una pareja tenga claro qué hacer cuando esto pasa, para poder sobrellevar la separación de manera adecuada.

Hay muchas preguntas que se generan a raíz de éstas separaciones al interior de la pareja: ¿Hay que continuar con la relación o no? ¿Hay que dejar abierto el espacio para otras personas en el tiempo en que la pareja está distanciada? ¿Hay que interrumpir la relación de pareja durante el periodo que dure la separación?

La lista de estas preguntas es muy larga, más si tenemos en cuenta que cada relación de pareja tiene sus particularidades, sus costumbres, sus hábitos y su historia. Incluso, se puede dar el caso que, para el momento de la separación, la pareja ya tenga establecido una especie de código de comportamiento en relación a las separaciones (lo cual sería ideal). Para tratar de abordar la mayoría de las preguntas que rodean el tema, en este post recorreremos el asunto desde las dificultades de la separación, las ventajas de estar separado y los consejos para hacer que la separación no sea un obstáculo de la relación, sino que, al contrario, dicha separación sea una etapa más de crecimiento para la relación.

Antes de entrar en materia en dichos puntos, es importante concentrarse en la primera pregunta:

¿Es mejor terminar la relación o continuar con la misma? En realidad, este post está enfocado en cómo hacer para vivir esa separación partiendo del hecho de que la relación continúa. Sin embargo, es importante tener claro qué el punto más importante a tener en cuenta con respecto a la separación es el tiempo en el que la pareja se encontrará separada y el tiempo que lleva la relación. Una separación demasiado larga tendrá efectos nocivos en la pareja, a menos que se dé la posibilidad de encontrarse intermitentemente durante la separación. Por ejemplo, en una separación de más de tres años con encuentros semestrales abre la posibilidad de que la relación se mantenga establemente con más facilidad que una relación en la que se dificulten los encuentros físicos. De todas formas, las negociaciones que se hagan al respecto serán la base para que la relación se pueda llevar a cabo normalmente. Por otro lado, entre más tiempo lleve la pareja, mayores son las posibilidades de mantener la separación de una manera sana. Los demás puntos para tener en cuenta frente a la decisión de seguir o no son los que vamos a examinar, tener en cuenta las dificultades, las ventajas y los consejos al respecto son la base para saber qué hacer.

Las dificultades.

Ausencia de contacto físico.
El contacto físico es una de las razones por medio de las cuales se genera el vínculo, así que, al existir una ausencia de este, el vínculo se debilita y tiene que ser mantenido por otros medios. En la parte de consejos, encontrarás maneras de mantener el vínculo.

Dificultad en las comunicaciones. Esto no es algo de todos los casos, pero sí es una de las dificultades más frecuentes. Actualmente existen muchas formas de comunicarse con las personas que están en el exterior (chat, correo electrónico, teléfono…). Sin embargo, los costos, por ejemplo de las llamadas telefónicas, así como los horarios, hacen que la comunicación tenga que variar y sea diferente a la comunicación de cuando la pareja está en la misma ciudad. Otra dificultad para las comunicaciones son las diferencias horarias en algunos casos.

Riesgo de infidelidad. Está dificultad es una de las más frecuentes. De hecho, cuando una pareja se va a separar, los amigos en común les hacen preguntas a los integrantes de la pareja como: “¿Y no te da miedo que te los pongan?” o “¿Y decidieron que van a ser fieles o se abrieron el espacio para tener rollos con otras personas?” o “¿Y van a seguir o no van a seguir?”. Una separación abre la puerta para que exista una posible infidelidad ya que el cambio de ambiente y de hábitos, en ocasiones genera una pequeña necesidad de cambiar de pareja. Generalmente, la persona que se ausenta es la que es infiel con más frecuencia que el que se queda. No es gratis que casi todas las historias de infidelidad ocurran en paseos, viajes y separaciones prolongadas (en los consejos miraremos como manejar está dificultad).

Las ventajas.

Generación de espacio individual. Puede decirse que ésta es la otra cara de la moneda de la dificultad que describí como ausencia de contacto físico. Evidentemente, la ausencia de una persona con la que se invierte un porcentaje importante de tiempo de la vida cotidiana, como lo es la pareja, genera la posibilidad de otras actividades. Estas separaciones dan la oportunidad para los dos integrantes de la pareja para reencontrarse con los amigos, conocer gente nueva, adelantar proyectos pendientes y, lo más importante, aprender a valorar y respetar el espacio psicológico y físico individual del otro. Para cuando la separación acabe, la relación tendrá más espacio y la individualidad de cada uno de los integrantes de la pareja será mejor vivida y compartida con el otro.

Autoconocimiento. Cuando un cambio de cotidianidad es tan fuerte, genera gran cantidad de preguntas y reflexiones. Esas reflexiones lo que hacen es generar aprendizajes acerca de nuestras propias emociones. ¿Cuáles son los aprendizajes más frecuentes? Es frecuente que uno empiece a tener noticia de cómo maneja sus emociones frente a la separación, también se aprende a extrañar a la otra persona de manera adecuada, de una manera positiva; otro aprendizaje importante es acerca de cómo se vienen haciendo las priorizaciones (dentro y fuera de la pareja) antes de la separación y cómo se manejarán de ahora en adelante.

Conocimiento de la pareja.
Así es, una separación es también una oportunidad para conocer cuáles son las herramientas que tienen las parejas. Toda situación nueva trae consigo exigencias psicológicas, éstas tienen que ver con la calidad del vínculo, la capacidad para aplazar la consecución de las expectativas al existir ausencia de comunicación y de contacto. La separación dentro de la relación de pareja también otorga herramientas para poder manejar las situaciones nuevas: capacidad para generar acuerdos, respeto por el espacio del otro, conocimiento del manejo de las emociones de tu pareja en relación a una separación o una pérdida temporal. Los aprendizajes son muchos.

Algunos consejos para vivir una separación prolongada sin complicaciones.

Generación de acuerdos. Normalmente, las separaciones de este estilo se conocen con una anticipación, lo cual da mucho tiempo para que la pareja se siente en una tarde a genera acuerdos acerca de cómo manejar la separación. Generación de acuerdos en referencia a la comunicación, al tiempo, a la posible infidelidad, a qué hacer cuando se vuelvan a ver, etc. Le recomiendo a la pareja hacer estos acuerdos por escrito, para que generen un mayor compromiso. Si la pareja ya se encuentra separada, es importante que se generen acuerdos ocasionalmente. La conciliación es la base de la vida en pareja.

Aprovechar el espacio individual. Tanto para la persona que se queda como para la persona que se va, es importante que se aproveche el espacio personal, tanto para crecer personalmente, como para crecer como pareja. He conocido casos de personas (también lo viví en algún momento de una separación que tuve con mi pareja) que empiezan a generar dependencia de el recuerdo o de la ausencia de su pareja ¿qué quiere decir esto? Bien, pues son personas que no aprovechan el tiempo que les queda y lo dedican a lamentarse por la ausencia, a vivir el extrañar a la otra persona como algo negativo. Aprende a…

Extrañar al otro. Muchas veces asociamos el extrañar a alguien como algo negativo. Este sentimiento es normal ya que lo asociamos con la ausencia del otro, con la “falta” del otro. Existe una manera de vivir este sentimiento de manera adecuada: TEN EN CUENTA QUE SI ESTÁS EXTRAÑANDO A ALGUIEN ES PORQUE TIENES A QUIÉN EXTRAÑAR. Gózate el extrañar al otro, gózate esas mariposas en el estómago cuando llamas a esa persona o cuando la encuentras “online” en el Messenger. Gózate el sentimiento de tener alguien a quién extrañar.

Despedida. Para las parejas que en este momento no están separadas, pero que pronto se separarán, es importante despedirse de una manera romántica y que se pueda recordar. Esto generará que un recuerdo positivo de la última vez que se vieron y que ayudará en aquellos momentos en los que la ausencia hace algo de mella en los en las emociones.

Ten en cuenta estas recomendaciones para tomar la decisión que tengas que tomar en esa separación.

Un Saludo Queridos Héroes De la Seducción.

La ropa. Nuestra Piel Social

Hola queridos héroes. Hoy traigo un post bastante interesante sobre un tema que ha tomado bastante atención de mi parte en los últimos meses.

Durante mucho tiempo pensé que la apariencia no era algo que tuviera importancia, fortalecí mi creencia de que lo importante es “lo que va por dentro” y que la gente no debería fijarse en cosas como la ropa, los zapatos, los accesorios, los peinados o los tatuajes, piercings etc. Siempre dije que fijarse en las apariencias y las formas en que la gente se veía era algo supremamente superficial e injusto.

Luego, cuando me enfrente a la vida de la práctica clínica, me di cuenta de que la forma en que viste una persona era un DISCURSO. Es decir, que quiere decir algo la forma en que las personas usan su ropa y sus accesorios; ese hecho es un signo, una representación; como se diría desde el psicoanálisis: una expresión del inconsciente a través del símbolo que, en este caso, es la ropa.

Si muchos de ustedes piensan que la apariencia no es importante, vuélvanlo a pensar y pregúntense qué mensaje dan con la forma en que se visten.

En mi caso particular, en la época en la que la importancia de la forma de vestir y llevar accesorios era un tema sin sentido para mi, solía vestirme totalmente de negro, usaba ropa más grande de la que necesitaba y no me fijaba mucho en las cosas que llevaban puestas las demás personas. Era un “ermitaño social” que gastaba sus días entre la TV y el dibujo. Con el paso el tiempo y la práctica en psicología, aprendí la importancia de los mensajes que da la apariencia de una persona. Aprendí como identificar a una persona psicorígida al mirarle sus zapatos, o accesorios como relojes o joyas, aprendí a identificar cuando una persona es más auditiva que visual con sólo verla, aprendí cuando una persona está pasando por un mal momento, aprendí a identificar a las personas autoritarias y a la sumisas, aprendí que la forma en que llevas tu cuerpo y la manera en que lo “adornas” dice mucho de ti. Lo mismo pude aplicarse a tu auto, a tu celular, a tu habitación, etc.

Aprendido esto, supe que tenía que preocuparme por el mensaje que estaba enviando; las personas de mi facultad me veían como una persona seria, poco abierta, oscura, con infinidad de secretos. Lo cual me daba pocas oportunidades de relacionarme. Incluso, algunos en mi familia llegaron a pensar que yo andaba metido en “cosas raras”. Cuando me di cuenta del mensaje que estaba enviando, decidí que tenía que hacer cambios: compre algunas prendas más coloridas, colores más claros y vivos, empecé rasurar mi cara más seguido, busque uno que otro accesorio que transmitiera mensajes positivos y que dejara ver al resto de las personas que era una persona abierta y agradable. El cambio fue gigantesco.

Ahora bien, este no es un post de estilo o diseño de modas… No te voy a enseñar a vestirte a la moda pero sí a leer mensajes y enviarlos a través del uso que le das a tu apariencia. Es un post de lenguaje no verbal.

Ya que lo que queremos es generar mejores relaciones sociales y generar atracción a través del uso de los atuendos, los tips que te daré hoy son exclusivamente para que uses estos aspectos con el objetivo de proyectar una personalidad más abierta a conocer personas y poco hermética. Vamos por partes:

La ropa es nuestra piel social. Es más, casi que existen “razas” según la ropa que llevamos. El primer mensaje que reciben las personas de nosotros es cómo nos vemos, en otras palabras, qué llevamos puesto. Piensa un momento en los actores, ellos tienen que pensar su vestuario muy bien para lograr el personaje. Tu, al llevar cierta ropa estás actuando un papel específico y eso es lo que proyectas, así eso no sea coherente con tu forma de pensar.

Los tips básicos para la ropa son:

1. Trata de usar más de un color en tu atuendo, eso generará creatividad y variedad. Las personas vestidas de un sólo color suelen parecerles aburridas a las demás personas, incluso sin saber por qué; vestir un sólo color también puede transmitir el mensaje de que eres una persona hermética, pues parecerás una caja o un frasco sellado. Por otro lado, los contrastes, involucran mayor actividad cerebral y, por ende, los demás se involucrarán más al relacionarte contigo.

2. Si usas abrigos o chaquetas con frecuencia, trata de mantenerlas abiertas en el momento en que te encuentres en una conversación social. Claro está que si el clima lo amerita, no dejes de cerrar tu chaqueta por causar una buena impresión. Es importante ubicarte en el contexto en que estás. Un abrigo o una chaqueta abierta transmites que eres una persona, valga la redundancia: “abierta”.

3. Para los hombres es importante usar prendas que realcen los hombros, ya que las espaldas grandes son el signo principal de los machos alfa de todas las comunidades mamíferas. El mejor ejemplo de un macho alfa es el macho espalda plateada de los gorilas y, en los humanos, el ejército da una buena cátedra sobre el uso de los hombros realzados con las insignias; los rangos de los militares son distinguidos por los diferentes símbolos que tienen en sus hombros.

4. Sí, mujeres, me acordé de ustedes también. Es importante que tus prendas sean sugerentes, es decir, que muestren un poco de piel. ¡No importa que el busto sea grande o pequeño, los hombres siempre miramos, Siempre! Así que sugiere un camino por medio de un escote o mostrando tímidamente un hombro, no necesariamente debes ser una “mostrona”. Usa joyas en el cuello para crear la ilusión óptica de que es más largo. Recuerda la frase de las abuelas “deja algo para la imaginación”

5. Es importante que tu atuendo esté de acuerdo con el contexto en el que te estás desenvolviendo. Existe una creencia acerca de que si llamas más la atención vistiéndote de manera muy distinta, podrás generar atracción; esto es parcialmente cierto cuando la persona maneja sin ansiedad su excepcionalidad y cuando esa excepcionalidad es coherente con su personalidad, así que, si eres una persona extravagante que maneja bien todo lo que resulta de un atuendo poco adecuado al contexto: como comentarios, objeciones de otras personas, etc., no es problema. Sin embargo, la capacidad de adaptarse a nuevos ambientes es una de las habilidades sociales más importantes; es por ello que el mensaje que puede enviar un atuendo que no está de acuerdo con el contexto es la dificultad para adaptarse. Todo hombre y mujer quiere que su potencial pareja sea una persona que se adapte a las situaciones, recuerda que la adaptación es una de las habilidades especiales que hace que las especies sobrevivan. Queremos una pareja que garantice que nuestra especie sobreviva.

6. Por último, es importante que todas y cada una de las prendas que uses te hagan sentir cómodo. Si te sientes incómodo con algún atuendo que estás usando lo proyectarás. Para entenderlo, haz memoria de lo que sientes cuando estás probándote ropa para comprar y te mides una prenda que no te hizo sentir bien; ahora imagina que compras esa prenda y la llevas a una situación social: todos notarán que no te sientes bien, pero no sabrán exactamente que es por la prenda. Recuerda, tienes que proyectar seguridad y para ello debe existir una armonía entre tu ropa y tu actitud.

Recuerda: Muéstrame como te vistes, y te diré quién eres (socialmente).